Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 19 de mayo de 2024
  • Actualizado 01:12

Milei analiza presentar una “ley ómnibus” que incluya todas las reformas o varios paquetes de leyes

Es una decisión que todavía no está tomada y que sigue en debate. Hay pros y contras para las dos alternativas: jugar a suerte y verdad la aprobación de un vasto proyecto o negociar entre prioridades con los bloques parlamentarios en el Congreso.

Javier Milei, presidente electo de Argentina./ CLARÍN
Javier Milei, presidente electo de Argentina./ CLARÍN
Milei analiza presentar una “ley ómnibus” que incluya todas las reformas o varios paquetes de leyes

En el tramo final de la transición y a horas de asumir la Presidencia, Javier Milei puso el foco y apuró las ideas y planes en dos dimensiones que van a ser clave para el inicio de su mandato: la economía y un reforma del Estado profunda, que no implicará el achicamiento de estructuras, sino también la reorientación de funciones.

Se trata del contenido del plan de gobierno, que en principio se presentó como una “ley ómnibus” y que a medida que pasaron los días -y aparecieron los límites políticos- se empezó a pensar en lo más alto de la futura administración libertaria en cambiar el formato y reordenar las iniciativas en “paquetes de leyes” sobre temáticas.

Es una decisión que todavía no está tomada y que sigue en debate. Hay pros y contras para las dos alternativas: jugar a suerte y verdad la aprobación de un vasto proyecto o negociar entre prioridades con los bloques parlamentarios en el Congreso.

Las principales espadas políticas que dialogan con Javier Milei y su hermana -figura central del dispositivo de poder en torno al presidente- Karina Milei, advirtieron en las últimas horas la posibilidad de rediseñar el esquema para llevar al Congreso ese enorme conjunto de normas que podrían encontrar resistencia frente a fuerzas y espacios políticos atomizados.

Para abrir las posibilidades de negociación, sobre todo con el peronismo, que tiene las mismas dosis de urgencias y necesidades que el nuevo gobierno, la alternativa es presentar paquetes de leyes sobre temáticas específicas, como puede ser las vinculadas la economía -que iría desde la solución de los pasivos remunerados del Banco Central, la cuestión cambiaria o un blanqueo- las relacionadas a la política -de la reforma y achique del Estado, a la desburocratización o a la eliminación de las PASO- a cuestiones más sociales -desde cambios a la legislación laboral, a los planes sociales.

“Lo importante es que pasen las reformas”, explicaron a Infobae sobre los motivos del posible giro, a horas de que termine el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Es que en el Congreso Nacional, La Libertad Avanza empezará a sesionar con minoría en la Cámara de Diputados -38 sobre 257, y en el Senado 8 sobre 72-, en simultáneo con una fragmentación de los principales bloques opositores. Ni en Juntos por el Cambio están juntos, ni en Unión por la Patria están unidos. En cada una de esas dos grandes coaliciones anidan facciones que conviven con una precaria estabilidad y dependen sus lealtades a necesidades políticas que no dependen de partidos, sino más bien de liderazgos territoriales -gobernadores- o personales -Macri o Cristina-.