Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:18

Una "masacre policial" "llena de interrogantes", dicen ONG por matanza en Río

Los cuerpos fueron hallados y rescatados este lunes por los propios habitantes del Complexo do Salgueiro, una violenta favela dominada por narcotraficantes, ubicada en la zona metropolitana de Río.
Bomberos, peritos y policías acompañan el levantamiento de los cuerpos encontrados en la comunidad Salgueiro, en el municipio de São Gonçalo hoy, en Río de Janeiro, Brasil. EFE
Bomberos, peritos y policías acompañan el levantamiento de los cuerpos encontrados en la comunidad Salgueiro, en el municipio de São Gonçalo hoy, en Río de Janeiro, Brasil. EFE
Una "masacre policial" "llena de interrogantes", dicen ONG por matanza en Río

Organizaciones de derechos humanos en Brasil calificaron este lunes de "masacre policial" los hechos ocurridos en una favela de Río de Janeiro, que dejaron un saldo de al menos ocho personas muertas, y con rastros de tortura, dos días después del asesinato de un uniformado en la región.

Los cuerpos fueron hallados y rescatados este lunes por los propios habitantes del Complexo do Salgueiro, una violenta favela dominada por narcotraficantes, ubicada en la zona metropolitana de Río, que denunciaron que las víctimas vivían en esa barriada popular.

Según los denunciantes, el múltiple homicidio se produjo en la mañana del domingo en un intenso enfrentamiento entre narcotraficantes que dominan la favela y agentes de la Policía Militarizada de Río de Janeiro, un día después de que un sargento de la Policía Militarizada, de 40 años, fuera asesinado a tiros cuando patrullaba la favela.

"La Policía Militar afirma que se trató de un operativo para 'estabilizar' el lugar, pero las indicios y las denuncias de que las víctimas puedan haber sido ejecutadas extrajudicialmente deben ser tomadas en cuenta con la debida diligencia y de acuerdo con los protocolos internacionales de derechos humanos", señaló Amnistía Internacional, en un comunicado.

Según Human Right Watch, se trata de otro operativo policial "mal explicado" y "lleno de interrogantes", que debe ser investigado de "inmediato", "minuciosamente" y de forma "independiente" por el Ministerio Público para dar con los responsables y "conocer las circunstancias de las muertes, incluida la muerte del sargento Leandro".

Datos de la Red de Observatorios de Seguridad señalan que hasta octubre de este año se habían registrado 38 masacres en Río de Janeiro -cuatro más que en 2020- y que 27 de ellas fueron cometidas por policías, con 128 muertes registradas.

De acuerdo con la Red, lo ocurrido en el Complexo de Mangueira es "otra masacre policial motivada por venganza", porque evidencia similitudes con otras matanzas ocurridas a manos de uniformados en Río.

El portavoz de la Policía Militarizada, mayor Ivan Blaz, confirmó este lunes a la prensa que el Batallón de Operaciones Especiales de la Policía (BOPE) realizó el operativo en Complexo do Salgueiro tras la muerte del sargento y dijo que hubo "varios enfrentamientos" con "innumerables heridos", entre ellos policías.

La Policía de Río de Janeiro es considerada como una de las más violentas de Brasil y responde por gran parte de las muertes registradas en este estado brasileño.

En mayo pasado, en una operación duramente cuestionada por la ONU y por las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, 28 personas murieron, entre ellas un policía, en un intercambio de tiros entre uniformados y miembros de una banda criminal en una favela de Río de Janeiro.

En 2020, 1.245 personas en Río murieron a manos de los uniformados.