Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de febrero de 2024
  • Actualizado 14:17

Más de 20 países piden en COP28 triplicar energía nuclear hasta 2050

Representantes de algunas de las potencias que se  reúnen en Dubái. / COP28 UAE
Representantes de algunas de las potencias que se reúnen en Dubái. / COP28 UAE
Más de 20 países piden en COP28 triplicar energía nuclear hasta 2050

Tras décadas de ostracismo a causa de importantes accidentes como el de la central nuclear japonesa de Fukushima (2011), la energía atómica vuelve al primer plano. Más de 20 países, incluidos Estados Unidos, Francia y Emiratos Árabes Unidos, llamaron este sábado en la COP28 a triplicar la energía nuclear en el mundo hasta 2050 respecto a los niveles de 2020, para reducir la dependencia del carbón y el gas. 

El anuncio lo hizo en Dubái el enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, junto a varios líderes como el presidente francés, Emmanuel Macron, quienes señalaron que la energía nuclear es clave para alcanzar la neutralidad de carbono.  "No estamos argumentando ante nadie que esta vaya a ser absolutamente una alternativa radical a cualquier otra fuente de energía", precisó Kerry. "Pero (...) la ciencia, la realidad de los hechos y la evidencia nos dicen que no se puede llegar al cero neto en 2050 sin algo de energía nuclear", anadió. 

Sin embargo, los grupos ambientalistas critican el uso de la energía nuclear como alternativa más limpia a los combustibles fósiles, destacando los posibles problemas de seguridad y la difícil eliminación de los desechos. "Si bien apreciamos que el gobierno de Biden esté buscando invertir en alternativas a los combustibles fósiles, no tenemos tiempo que perder en distracciones peligrosas como la energía nuclear", dijo Jeff Ordower, director para América del Norte del grupo ambientalista 350.org.

Significativamente, la lista de firmantes de la declaración pronuclear incluye a países en vías de desarrollo como Mongolia o Marruecos, países en guerra como Ucrania, cuyas centrales están amenazadas por las fuerzas rusas, o grandes productores de combustibles fósiles, como los Emiratos Árabes Unidos.