Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:46

India reserva 300 millones de vacunas de una fórmula indígena aún en pruebas

La OMS considera ahora preocupante la variante identificada en India. EFE
La OMS considera ahora preocupante la variante identificada en India. EFE
India reserva 300 millones de vacunas de una fórmula indígena aún en pruebas
El Gobierno indio anunció este jueves que ha reservado 300 millones de vacunas anticovid de una fórmula indígena aún en fase de pruebas, con el objetivo así de hacer frente a la alta demanda en este país de 1.350 millones de habitantes, que ha visto ralentizada su campaña de inmunización por falta de dosis.

"El Ministerio de Salud ha finalizado los acuerdos con el fabricante de vacunas Biological-E con sede en Hyderabad (sur) para reservar 300 millones de dosis de su vacuna contra la covid-19", reveló el Gobierno indio en un comunicado.

Estas dosis serán "fabricadas y almacenadas" por esta compañía entre agosto y diciembre de este año, y como parte del adelanto para esta reserva, el Ministerio de Salud hizo un pago de 15.000 millones de rupias (unos 168 millones de euros), informó el Gobierno.

Las autoridades indias ya habían adelantado una subvención a Biological-E de 1.000 millones de rupias (unos 11 millones de euros) para el desarrollo de esta vacuna, en la que colabora un centro de Estados Unidos, y que utiliza subunidades proteicas recombinantes.

Este tipo de antígenos utilizan solo algunos componentes del virus para estimular una respuesta de las células inmunitarias, en este caso una subunidad basada en el sitio de unión al receptor (RBD) de la proteína S del virus. La vacuna ya ha superado con éxito las dos primeras fases de los ensayos clínicos, adelantó la compañía.

LA INDIA NECESITA MAS VACUNAS

La fórmula de Biological-E es una de las "5-6 vacunas contra la covid-19 candidatas" que el Gobierno indio apoya en su objetivo por hacer accesible al país vacunas asequibles y seguras, al tiempo que impulsa esta importante industria farmacéutica en la India, destacó el Ejecutivo.

Por ahora el país asiático cuenta solo con las vacunas Covishield de AstraZeneca, que fabrica el Instituto Serum de la India (SII); Covaxin, del laboratorio indio Bharat Biotech; y dosis producidas en la India e importadas de la fórmula rusa Sputnik V.

Pero las cantidades disponibles de estas vacunas se han demostrado hasta ahora insuficientes, con un ritmo muy lento de inmunización en el país desde el inicio de la campaña en enero con una media de entre 2 y 3 millones de dosis administradas a diario.

Así, hasta ahora se han administrado 221 millones de dosis, con 45,3 millones de personas completamente inmunizadas en casi seis meses de campaña, lo que supone aún alrededor del 3 % de los 1.350 millones de habitantes de la India.

Para suplir esta falta, el Gobierno indio decidió en abril liberalizar el acceso a vacunas, con lo que puede aprobar el uso de emergencia inmediato en la India de las vacunas que ya han sido aprobadas, entre otros, en países occidentales como Estados Unidos, el Reino Unido o la Unión Europea, así como por la OMS.

Esta política llevará, según revelaron las autoridades indias, a que el país cuente con 2.000 millones de dosis más entre agosto y diciembre, gracias a la aportación de algunas vacunas aún no presentes en el mercado, como la propia de Biological-E, o la de la farmacéutica india Zydus Cadila.