Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:45

Huracán Otis en México: sube a 39 la cifra de muertos y hay saqueos en comercios

La ciudad de Acapulco vive uno de los desastres más graves de su historia. La población espera la ayuda del Gobierno para atender sus necesidades básicas. Los hoteles presentan al menos 80% de daños en sus instalaciones. 
Desastre provocado por el huracán Otis en Acapulco, México. URGENTE
Desastre provocado por el huracán Otis en Acapulco, México. URGENTE
Huracán Otis en México: sube a 39 la cifra de muertos y hay saqueos en comercios

El Gobierno de México informó que suman 39 muertos y 10 desaparecidos a causa del huracán Otis, que tocó tierra el pasado miércoles como categoría 5 en la ciudad de Acapulco y que se intensificó hasta convertirse en uno de los ciclones más potentes en la historia del Pacífico.

Acapulco se enfrenta a un desastre de terribles dimensiones. Las viviendas afectadas hasta ahora eson 220.035 y continúa la evaluación. La ciudad balneario por excelencia de la costa norte mexicana ha quedado arrasada, presentando un estado catastrófico y desolador.

Los acapulqueños llevan días viviendo momentos duros y a la espera de una ayuda de las autoridades. En esta situación los negocios han comenzado a sufrir una nueva calamidad: el instinto de supervivencia ha comenzado a provocar que se multipliquen los saqueos en comercios.

Agua, alimentos y medicinas son los productos más buscados, pero del robo tampoco se salvan los concesionarios de coches y los cajeros bancarios. Además, a población pide ayuda al Gobierno Federal para que resuelva un nuevo peligro: el de la descomposición de los cuerpos de los fallecidos por el huracán que descansan en plena calle.

Manuel López Obrador, presidente del país, dijo que "es importante que la población conozca lo que sucedió y lo que el Gobierno está haciendo ante esta emergencia" y aprovechó para fustigar a los opositores a su gobierno.

El sector hotelero presenta daños en 80% de sus instalaciones y el sector eléctrico tiene fuera de servicio 37 líneas de transmisión, 26 subestaciones eléctricas, una central de generación y 10.000 postes de luz caídos.

El 80% de los hoteles y el 95% de los comercios no podrán recuperar su actividad hasta dentro de unos meses. Una situación insostenible para una ciudad que vive fundamentalmente del turismo.