Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 22:01

El Gobierno de Ecuador permite la reunión de manifestantes en la Casa de la Cultura

Sobre conflictos en Ecuador. EFE
Sobre conflictos en Ecuador. EFE
El Gobierno de Ecuador permite la reunión de manifestantes en la Casa de la Cultura
El ministro de Gobierno de Ecuador, Francisco Jiménez, anunció este jueves que permitirán el ingreso de los manifestantes al ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, sitio que reclamaban para concentrarse en las movilizaciones lideradas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) desde hace once días.

El ingreso de los manifestantes a este lugar para instaurar una "asamblea popular" era una de las condiciones puestas por el presidente de la Conaie Leonidas Iza, principal promotor de las protestas, para aceptar acudir a un diálogo con el Gobierno, junto a derogar el estado de excepción y garantizar que se abordarán todas sus demandas.

"El Ecuador quiere paz, Ecuador necesita una salida inmediata a este conflicto. Para que no haya violencia, ni tampoco excusas, el día de hoy vamos a permitir que las organizaciones sociales, lideradas por la Conaie se convoquen y reúnan en el ágora de la Casa de la Cultura", dijo Jiménez en un mensaje grabado en vídeo.

De esta manera -añadió- podrán llevara cabo "su asamblea con orden y bajo su responsabilidad" en el ágora de la Casa de la Cultura, que desde el pasado domingo se encontraba tomada por las fuerzas de seguridad, lo que el lunes causó varios disturbios y enfrentamientos cuando los manifestantes querían aproximarse a ella.

"Este mensaje del Gobierno en aras del diálogo y la paz, tiene como único propósito que cesen los cierres de vías, las manifestaciones violentas y los ataques en distintos lugares de nuestro país, y exige como respuesta la libre movilidad de personas y de bienes, especialmente alimentos y medicinas, y que la protesta social se realice dentro del marco de la ley", anotó el ministro.

Jiménez agregó que "miles de ecuatorianos, en distintos lugares de nuestra patria, se están expresando voluntariamente en defensa de la paz y el trabajo".

"A ustedes, sepan que el Gobierno los ha escuchado, y está dando todos los pasos para que sus voces y sus manifestaciones se concreten en soluciones efectivas y definitivas", añadió el portavoz del Ejecutivo del presidente Guillermo Lasso.

Así, el ministro invitó nuevamente a "iniciar de manera inmediata el diálogo que nos lleve a dar respuestas, sin dilaciones, a las aspiraciones de paz y prosperidad que todos los ecuatorianos esperamos".

INGRESO AL ÁGORA

Mientras la Presidencia transmitía el mensaje de Jiménez, miles de indígenas iniciaron el camino hacia el ágora de la Casa de la Cultura bajo los gritos de "el pueblo unido, jamás será vencido" y "fuera, Lasso, fuera".

Las primeras concentraciones en el sitio se caracterizaron por gritos de júbilo, danzas y el ondear de banderas de Ecuador, acompañados de un ensordecedor sonidos de vuvuzelas.

En esa ágora se reunieron en 2019 miles de indígenas que protestaban por la eliminación del subsidio a los combustibles de mayor consumo, lo que desató una serie de protestas, que se tornaron violentas.

Esas protestas, también lideradas por la Conaie, y que se saldaron a nivel nacional con una decena de fallecidos y unos 1.500 heridos, terminaron cuando el entonces presidente Lenín Moreno retiró el decreto de eliminación de los subsidios.

En las manifestaciones que comenzaron el pasado 13 de junio, los indígenas piden que se reduzca el precio de las gasolinas, que se controlen los precios de productos esenciales, que no haya privatizaciones de empresas del Estado, tampoco una flexibilización laboral que precarice el empleo y que se alivien las deudas de los campesinos, entre otros.