Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Un exministro de Lula declara y niega la responsabilidad en los actos de enero

El general de la reserva y hombre de confianza del actual mandatario renunció el miércoles a su cargo luego de que la cadena de noticias CNN divulgara imágenes en las que aparece junto a manifestantes que asaltaron las sedes de los tres poderes el 8 de enero.
 
El ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional de la presidencia brasileña, Marco Edson Gonçalves Dias, sale de la sede de la Policía Federal hoy./ EFE
El ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional de la presidencia brasileña, Marco Edson Gonçalves Dias, sale de la sede de la Policía Federal hoy./ EFE
Un exministro de Lula declara y niega la responsabilidad en los actos de enero

El exministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia brasileña, Marco Edson Gonçalves Dias reiteró este viernes que "no tuvo ninguna responsabilidad" en la intentona golpista contra el Gobierno de Luiz Inácio da Silva tras rendir declaración ante la Policía Federal.

El general de la reserva y hombre de confianza del actual mandatario renunció el miércoles a su cargo luego de que la cadena de noticias CNN divulgara imágenes en las que aparece junto a manifestantes que asaltaron las sedes de los tres poderes el 8 de enero.

En esa fecha, ocho días después de la investidura de Lula como presidente, miles de seguidores del exmandatario Jair Bolsonaro asaltaron las sedes de los tres poderes de la Nación, en un intento de provocar una intervención de las Fuerzas Armadas para derrocar al líder progresista.

"La comparecencia en la sede de la Policía Federal es, para mí, una gran oportunidad para esclarecer los hechos que han sido divulgados en la prensa. Confío en la investigación y en la Justicia, que señalará que no tengo ninguna responsabilidad, ya sea por omisión o voluntariamente, en los hechos del día 8 de enero", dijo el general en un comunicado.

La cita con las autoridades, que se extendió por más de cinco horas, se dio luego de que el magistrado de la Corte Suprema Alexandre de Moraes, encargado de las investigaciones por los actos antidemocráticos, determinara la víspera que el exfuncionario debía rendir declaraciones ante la Policía Federal en un plazo máximo de 48 horas.


En las imágenes divulgadas por la prensa, el ahora exministro aparece inicialmente recorriendo los pasillos del tercer piso de la Presidencia e ingresando al despacho del jefe de Estado, pero también se le ve al lado de algunos de los manifestantes que invadieron la edificación, a los que al parecer les señala una salida de emergencia.

En otra imagen, uno de sus asesores aparece conversando con los invasores del Palacio, saludándolos y hasta ofreciéndoles una botella con agua.

En la decisión en la que el magistrado ordenó al exmilitar a rendir declaración, Moraes calificó las imágenes como "muy graves" y dijo que indican la actuación "incompetente" de las autoridades encargadas de la seguridad interna del Palacio (presidencial) de Planalto, "incluida la ilícita y confabuladora omisión de varios agentes GSI".