Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 22:02

Detienen a trece trabajadores del más popular portal opositor bielorruso

Entre los detenidos se encuentra su directora, Liudmila Chékina; varios contables y periodistas y los jefes de los departamentos de personal, ventas y marketing, según informó el portal.
 
Imagen referencial de una persona detenida. Pixabay
Imagen referencial de una persona detenida. Pixabay
Detienen a trece trabajadores del más popular portal opositor bielorruso
Las fuerzas de seguridad bielorrusas detuvieron hoy a trece trabajadores del más popular portal opositor -tut.by- y uno de los más críticos con el régimen de Alexandre Lukashenko y que es acusado de evasión de impuestos.

Entre los detenidos se encuentra su directora, Liudmila Chékina; varios contables y periodistas y los jefes de los departamentos de personal, ventas y marketing, según informó el portal.

Esta mañana, tras abrir un caso penal por evasión de impuestos, las autoridades bloquearon el acceso a tut.by, medio fundado en 2000 y que adquirió gran importancia durante las multitudinarias protestas antigubernamentales que estallaron tras las elecciones presidenciales de agosto del pasado año.

Además, las fuerzas del orden efectuaron a lo largo de la jornada registros en la sede del medio opositor en Minsk y en los domicilios de sus periodistas, incluida la editora, Marina Zólotova.

"Las acciones de hoy contra el mayor y más popular portal de noticias del país son parte de una política deliberada del Gobierno de restringir la información no censurada", denunció la Asociación Bielorrusa de Periodistas.

Esa organización estimó en 16 a los periodistas bielorrusos que se encuentran en prisión, a lo que añadió el cierre o el bloqueo de decenas de medios impresos y digitales.

A las críticas se sumó también Amnistía Internacional, que tachó el bloqueo de "asalto al derecho a la libertad de expresión", y Reporteros sin Fronteras, que apeló a la ONU y a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para garantizar la libertad de prensa en Bielorrusia.

Por su parte, la líder opositora en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, habló de "asesinato premeditado de la prensa independiente" y demandó que la Unión Europea lance un programa de ayuda a los medios libres, proteja a sus trabajadores e imponga sanciones contra los responsables de la represión de periodistas, blogueros y grupos editoriales.

En diciembre de 2020, un tribunal de Minsk privó al portal, uno de los más visitados de Bielorrusia, del estatus de medio de comunicación, lo que implica la prohibición para sus periodistas de acudir a ruedas de prensa oficiales y la cobertura de protestas.

No obstante, el sitio digital informó de su intención de continuar su labor periodística en la red.

Después de las elecciones presidenciales del pasado agosto, no reconocidas por la oposición y los países occidentales, las autoridades bielorrusas aumentaron la presión sobre medios independientes bielorrusos.

En particular, el popular canal de Telegram Nexta fue declarado extremista y sus fundadores, refugiados en Polonia, engrosaron la lista de personas vinculadas con el terrorismo.

En la actualidad, una de las periodistas de tut.by se encuentra cumpliendo una condena de prisión de seis meses por revelar "información secreta" sobre la causa de la muerte del artista opositor Román Bondarenko, fallecido el pasado 12 de noviembre tras ser golpeado por agentes encapuchados de las fuerzas de seguridad.