Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:01

Daniel Ortega, de la lucha sandinista contra un dictador a ser autócrata

El mandatario “no solo traicionó la revolución sino que por sus actos, es un dictador peor que Somoza”, según una excomandante del Frente Sandinista de Liberación Nacional.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. AGENCIAS
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. AGENCIAS
Daniel Ortega, de la lucha sandinista contra un dictador a ser autócrata

Bajo cuestionamientos y repudio de varios sectores, Daniel Ortega inicia su quinta gestión como presidente de Nicaragua, la cuarta consecutiva, tildado de autócrata, acusado de no haber escatimado en reformas políticas que lo legitimen y en arrestos a varios de sus adversarios, lo cual le otorga, ante muchas opiniones, como autócrata, después de haber iniciado como un luchador contra la dictadura en su país.

En los 70, el signo de la iniquidad y el sometimiento del pueblo parecían ser los estandartes de la "dinastía Somoza", que por más de 40 años gobernó Nicaragua con "mano de hierro" y bajo el apoyo de Estados Unidos. En este tiempo, Antonio Somoza, el último del clan familiar en estar a cargo, fue tildado como el más cruel

“Somoza dirigió operaciones de genocidio contra el pueblo nicaragüense, una vez que este se insurreccionó. De modo que lanzó bombas a las ciudades y por su conducta perdió el respaldo de Estados Unidos”, indica Mónica Baldotano, historiadora y excomandante del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que nació en 1961 y fue fundada por Carlos Fonseca, como una organización político-militar de izquierda que tomó el nombre de Augusto Sandino, el patriota que, comenzando el siglo XX, luchó como guerrillero contra la intervención estadounidense en Nicaragua.  

De estas filas formaba parte el joven guerrillero Daniel Ortega,  revolucionario que participó de varias operaciones de los sandinistas hasta que en 1967 fue puesto preso por el robo a un banco, que le costó torturas y siete años de prisión.

En 1979 se gestó una insurrección, y habiendo perdido el apoyo de Estados Unidos, con un cerco de los países vecinos, a Somoza no le quedó otra que huir del país. Un año después fue asesinado en Asunción, Paraguay. 

Daniel Ortega fue repatriado para componer una junta que tenía la misión de reconstruir el país, donde habían muerto 50.000 personas en la guerra contra Somoza, la infraestructura estaba en ruinas y el país debía 1.600 millones de dólares al extranjero. 

Los sandinistas celebraron elecciones generales en 1984 y el candidato del FSLN, Daniel Ortega, ganó los comicios y se hizo presidente, pero no prosperó.

En 2007, Ortega siguió liderando el Frente Sandinista y ganó las elecciones nacionales. Es presidente hsta la fecha, y acaba de iniciar su cuarto mandato consecutivo.

Con el paso de los años construyó, para muchos en la oposición, "un proyecto totalitario", en el cual se sirvió de modificar la constitución para poder reelegirse.

Desde su regreso al poder, su Gobierno ha sido acusado de corrupto y de cometer graves violaciones de Derechos Humanos. Su matrimonio con Rosario Murillo, ahora vicepresidenta del país, se consolidó como una dupla temida que tiene sumido a Nicaragua en una profunda crisis.

Según Baldotano, “Ortega se ha convertido en un dictador absolutista que controla totalmente todos los poderes y que ha sido capaz de lanzar a la policía, pero también a grupos armados de civiles para agredir y asesinar a cientos de nicaragüenses; y cientos de capturados han sido sometidos a tratos crueles, a torturas, a violaciones sexuales”.

Lo dicho por Baldotano se enmarca tras el estallido social del 18 de abril de 2018, que comenzó con una protesta de pensionados en contra de unas reformas al sistema de seguridad social. Las protestas derivaron en un mes de masivas manifestaciones que dejaron en claro el hartazgo de miles de personas hacia el Gobierno de Ortega, el mismo gobierno que reprimió con violencia las protestas por las cuales murieron más de 300 ciudadanos y miles resultaron heridos.