Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 15:36

Castillo pide le levanten el secreto bancario, tributario y de comunicaciones

"Rechazo de manera enfática haber participado en actos irregulares. Las puertas de Palacio están abiertas para apoyar toda medida que busque aclarar dudas", remarcó el mandatario.

Pedro Castillo, presidente de Perú, en una fotografía de archivo. EFE
Pedro Castillo, presidente de Perú, en una fotografía de archivo. EFE
Castillo pide le levanten el secreto bancario, tributario y de comunicaciones

El presidente de Perú, Pedro Castillo, pidió este martes a la Fiscalía de su país que le levante el secreto bancario, tributario y de comunicaciones para demostrar que no ha participado en ningún acto irregular o de corrupción.

"Como muestra de mi total disposición para colaborar con la justicia, y en señal de transparencia, he solicitado de manera voluntaria el levantamiento de mi secreto bancario, tributario y de comunicaciones, una medida que no tiene precedentes", remarcó el gobernante en Twitter.

Castillo hizo el anuncio tras acudir este martes, sin previo aviso, a la sede del Ministerio Público, donde pidió a la fiscal general, Zoraida Ávalos, que adelante un interrogatorio que le va a hacer en la investigación de una presunta interferencia del Ejecutivo en ascensos de jefes militares.

Ese interrogatorio, que se realizará en el Palacio de Gobierno, había sido programado para el 29 de diciembre próximo, pero el presidente pidió que sea el 28, algo que fue aceptado por Ávalos.

"Rechazo de manera enfática haber participado en actos irregulares. Las puertas de Palacio están abiertas para apoyar toda medida que busque aclarar dudas", remarcó el mandatario.

La fiscal general investiga las denuncias de interferencias en los ascensos militares que fueron hechas por los ex comandantes generales del Ejército José Vizcarra, y de la Fuerza Aérea Jorge Chaparro.

Vizcarra y Chaparro aseguraron haber recibido presiones del entonces ministro de Defensa, Walter Ayala, y del secretario general de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, para ascender de manera irregular a una serie de militares allegados al gobernante.

Aunque ambos funcionarios negaron esas acusaciones, tuvieron que dimitir de sus cargos días después de estas denuncias, que generaron una crisis política entre el Ejecutivo y el Congreso.

En paralelo, la fiscal Norah Córdova dirigió el lunes una diligencia en el Palacio de Gobierno y resolvió que "existen suficientes elementos" para investigar la presunta vinculación de Castillo con la contratación de la empresa Heaven Petroleum Operators por 74 millones de dólares para suministrar biodiesel.

Según un supuesto documento del Ministerio Público filtrado a la prensa, el jefe de Estado impidió a los fiscales ingresar a la oficina de la Secretaría General para obtener información sobre el registro de las visitas en octubre pasado, cuando presuntamente lo visitó el gerente de la empresa ganadora de la licitación.

En respuesta, la Presidencia peruana afirmó que Castillo dispuso que se otorguen todas las facilidades a los fiscales y que "en ningún momento ha dado disposición alguna a efectos de que no se realicen diligencias en algunos ambientes de Palacio de Gobierno".

La investigación preliminar responde a una denuncia del programa de televisión "Panorama" que aseguró que el presidente recibió en octubre al gerente general de PetroPerú, Hugo Chávez, y al empresario Samir Abudayeh Giha, gerente general de Heaven Petroleum Operators, antes de que esta compañía se adjudique la venta del biodiesel B100 en un proceso supuestamente irregular.

La convocatoria buscaba un proveedor para suministrar 280.000 barriles de biodiesel para tres refinerías peruanas, pero aparentemente no se cumplió con abrir el proceso a proveedores internacionales y se modificaron las condiciones en un mismo día.

Previamente, el procurador general del Estado (abogado general del Estado), Daniel Soria, denunció el viernes pasado a Castillo ante la fiscal general por la presunta comisión de los delitos de patrocinio ilegal y tráfico de influencias.

Esta denuncia se basó en informaciones que señalaron que López se reunió con Castillo para que, presuntamente, favorezca a un consorcio de empresas que ella representaba en la licitación de un puente, según informó la Procuraduría del Estado.