Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:06

Castillo denuncia que es blanco de ataques racistas por sus "orígenes campesinos"

El Presidente de Perú ha mencionado que camina junto al pueblo y no se sienta en mesas opulentas. "Se han ensañado con este Gobierno", criticó.
Pedro Castillo, el maestro rural que se convirtió en presidente electo de Perú. FORBES
Pedro Castillo, el maestro rural que se convirtió en presidente electo de Perú. FORBES
Castillo denuncia que es blanco de ataques racistas por sus "orígenes campesinos"

El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha asegurado este martes que, tras las críticas y los ataques que ha estado recibiendo su Gobierno desde que fue investido, se esconderían motivaciones "racistas" debido a sus orígenes campesinos.

"Es la primera vez en la historia del Perú que se han ensañado con este Gobierno porque vengo del campo. Se han ensañado con este Gobierno en una época racista, totalmente racista porque no hablo como ellos, porque no me siento a esas mesas opulentas como ellos, porque yo camino junto al pueblo", ha dicho.

Castillo se ha expresado de esta manera tras participar en un acto en la ciudad de Piura, en el noroeste de Perú, sobre un proyecto para la construcción de una planta de fertilizantes, como parte de la política agraria del Gobierno.

"Debo decirle a Perú que no me voy a separar de mi pueblo que me ha elegido porque este pueblo necesita ser atendido", ha enfatizado el presidente Castillo, quien criticó a quienes le atacan por intentar paliar los problemas que desde hace 200 años la clase política no ha podido solventar.

"Compañeros, ustedes y nosotros como Gobierno venimos de los lugares más crudos, de la adversidad, venimos del seno de la pobreza donde hemos comido nuestros frijoles con el propio sudor y eso nos tiene acá de pie y nos tendrá siempre de pie", ha subrayado Castillo entre los aplausos de los asistentes.

Por otro lado, Castillo ha señalado que el proyecto para la construcción de una planta de fertilizantes para la región puede generar unos 3.000 puestos de trabajo iniciales y confía en que los esfuerzos y el consenso con el sector privado sirva "para lograr los anhelos del pueblo peruano".