Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 05:26

Carnavales en Latinoamérica optan por reinventarse a través de plataformas virtuales

En varios países se suspendieron las actividades al aire libre, por el temor a contagios con el coronavirus.

Fotografía de una bailarina en el Carnaval de Río de Janeiro en 2019. EFE
Fotografía de una bailarina en el Carnaval de Río de Janeiro en 2019. EFE
Carnavales en Latinoamérica optan por reinventarse a través de plataformas virtuales

La pandemia ha ocasionado una notoria paralización del carnaval y de los flujos de visitantes hacia Brasil, Bolivia, Ecuador y otros países de Latinoamérica, una actividad que inclusive llega a durar entre dos a tres meses en algunas regiones y que este año, la pandemia ha obligado a reinventar los festejos y optar por las plataformas virtuales.

En Cochabamba, por ejemplo, las actividades de carnaval fueron suspendidas en su totalidad pese al posible descenso de casos de COVID que el propio Gobierno anunció. En este sentido, en el corazón de Suramérica, las autoridades impulsaron ferias y fiestas a través de Internet, con la intención de brindar apoyo a sectores afectados como el gastronómico, quienes participaron de un evento llamado Misk’i Carnaval, un evento que impulsaba el pedido de comida por delivery.

Por otra parte, en Barranquilla, Colombia, el calendario estaba marcado este segundo fin de semana de febrero como el de la tradicional Batalla de Flores, la Gran Parada o el Carnaval de la 44, festejos que cada año llevan multitudes a las calles de Barranquilla, en el caribe colombiano, para presenciar el derroche de colorido y creatividad de los grupos folclóricos y la exuberancia de los disfraces de miles de artistas.

Sin embargo, en este 2021, la fiesta más popular de Colombia, la del lema "Quien lo vive es quien lo goza", tuvo que guardarse por primera vez en más de un siglo y medio y apoyarse en las tecnologías para pasar el trago amargo de la pandemia con la esperanza de volver el año próximo con todo su esplendor.

Carla Celia, Directora de Carnaval S.A., empresa que anualmente organiza las fiestas, explicó que el de este año "será un Carnaval para promover el bienestar, el cuidado, el respeto y la responsabilidad a Través de varios actos culturales transmitidos por múltiples plataformas digitales".

Indicó que todo el mundo podrá disfrutar de las actividades carnavalescas gracias las transmisiones de la televisión local y al "streaming" por las páginas web de la festividad, así como por distintas aplicaciones.

En otro sector, desde la ciudad andina de Guaranda, donde suele organizarse un masivo festejo que dura todo el periodo de carnaval con comparsas y el juego con agua, las autoridades municipales anunciaron la suspensión de ese tipo de actividades ante el aumento del contagio del coronavirus en todo Ecuador.

El "carnaval en casa", una propuesta de un canal por internet de Guaranda, se presentó como una opción para recrear el festejo, sobre todo con la presentación de grupos musicales de la localidad a través de la web.

Para los amantes del Carnaval de RÍo de Janeiro, la versión de 2021 viene siendo celebrada a través de internet y con transmisiones en directo, ya que la emergencia del coronavirus obligó a cancelar las fiestas presenciales en todo el país.

"Es muy gracioso, porque nosotros tenemos los mismos imprevistos que suelen ocurrir en el Carnaval real. Hay veces que la alegoría se rompe, el muñeco desmaya o se cae en el sambódromo", dijo a Efe Denis Rafael Lima da Silva, presidente de la escuela Mocidade do Itaim Paulista.

Agregó que, en medio de la crisis sanitaria, que ya deja cerca de 10 millones de infectados y casi 240.000 muertos en Brasil, los foliones tendrán que resignarse a disfrutar el carnaval recluidos en sus hogares y apostando por las fiestas digitales.