Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 03:45

El cardenal nicaragüense pide no tener miedo tras la acusación de lavado de dinero a la Iglesia

El jerarca también exhortó a los sacerdotes a celebrar las eucaristías con "gozo y alegría", así como a prepararse para que se entienda bien el mensaje e hizo un llamado a los católicos a hacerme un examen de conciencia.
El cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, en una fotografía de archivo. EFE
El cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, en una fotografía de archivo. EFE
El cardenal nicaragüense pide no tener miedo tras la acusación de lavado de dinero a la Iglesia

El cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, llamó este domingo a la calma y a no tener miedo, en medio de la acusación por lavado de dinero que hizo la Policía Nacional a la Iglesia católica de Nicaragua.

Durante la solemnidad de Pentecostés celebrado en la Catedral de Managua, el alto jerarca exhortó a los feligreses a "no tener miedo" y remarcó que la "Iglesia está en manos del Espíritu Santo".

"Dios nos sorprende, y esta es la gran sorpresa para la Iglesia. Los apóstoles, después de la muerte de Jesús, se encierran en una casa, hay un sentimiento, el miedo. Y hoy decía el papa Francisco: El miedo es promovido por el demonio, pero el Espíritu Santo viene a romper esos miedos", expresó Brenes, también Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, en su homilía.

"El Espíritu Santo vino en Pentecostés sobre la iglesia naciente y no le dio una cantidad de normas y reglas, sino que vino sobre ellos y los transformó totalmente, les quitó los miedos", continuó Brenes, quien estuvo acompañado de varios presbíteros.

ACUSACIÓN DE LA POLICÍA

La Policía de Nicaragua acusó el sábado a la Iglesia católica nicaragüense de "lavar dinero" y ordenó al cardenal Brenes presentar documentos que muestren los movimientos de las cuentas bancarias de las diócesis que han intervenido.


Según la Policía, en el marco de esas investigaciones hallaron "centenares de miles de dólares escondidos en bolsas ubicadas en instalaciones pertenecientes a (las) diócesis" de Nicaragua.

También que han confirmado "la sustracción ilegal de recursos de cuentas bancarias que se había ordenado por Ley congelar", y que se trata "de una red de lavado de dinero que se ha descubierto en (las) diócesis de distintos departamentos" de Nicaragua.

Además, que la Superintendencia de Bancos ha solicitado a la Conferencia Episcopal de Nicaragua y al cardenal Brenes "la presentación de los documentos que muestren los movimientos de las cuentas bancarias de las diócesis, de manera que se cumpla en todo momento con las leyes del país, evitando los actos ilícitos que se han venido cometiendo".

TRES SACERDOTES INVESTIGADOS

Hace tres días, la Policía informó de que investiga al sacerdote Jaime Montesinos, párroco de la diócesis de Matagalpa (norte), que dirige el obispo encarcelado Rolando Álvarez, quien en febrero pasado fue condenado a más de 26 años de prisión por delitos considerados "traición a la patria".

También investiga a otros dos sacerdotes por "asuntos administrativos" de la disuelta Cáritas Diocesana de Estelí, norte de Nicaragua, que también administra Álvarez.

Las relaciones del Gobierno de Daniel Ortega y la Iglesia católica viven ahora momentos de gran tensión, marcadas por la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes, la prohibición de actividades religiosas, y la suspensión de sus relaciones diplomáticas.

El papa Francisco tildó de "dictadura grosera" al Gobierno sandinista en una entrevista con Infobae, señalando "un desequilibrio de la persona que dirige" el país centroamericano.