Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:31

Berlín impone la mascarilla también en comercios, vigente ya en toda Alemania

Berlín impone la mascarilla también en comercios, vigente ya en toda Alemania

El gobierno de la ciudad-estado de Berlín impondrá a partir de mañana miércoles el uso obligatorio de mascarilla en los comercios, con lo que la medida pasa a ser vigente en toda Alemania, como lo era ya en el transporte público.

Las autoridades regionales berlinesas se sumaron así a la norma adoptada en el resto del país, que algunos "Länder" implementaron ya a mediados de la semana pasada, mientras que otros lo hicieron ayer lunes ante la pandemia del coronavirus.

De acuerdo a la práctica del sistema federal alemán, corresponde a cada "Land" aplicar las medidas de orden público o sanitario frente a la pandemia de la COVID-19. Ello implica tanto el calendario de actuación como la regulación de multas en caso de infracción.

Así, en Berlín no se ha estipulado por el momento qué sanciones se impondrán a quienes no usen mascarilla en el metro o autobús -donde, de hecho, no existe tal control-, como tampoco en los comercios.

En Baviera, los infractores se exponen a una multa de 150 euros. Los propietarios de comercios bávaros que no equipen a su personal con la correspondiente mascarilla pueden ser multados con hasta 5.000 euros.

El próspero "Land" bávaro, en el sur del país, es el más afectado por la pandemia y también el que mayores restricciones ha impuesto hasta ahora. En ese estado federado se han registrado 41.406 contagios y 1.681 fallecidos, del total de 156.337 infecciones y 5.913 víctimas mortales verificados hasta hoy en todo el país por el Instituto Robert Koch (RKI).

En Alemania, el quinto país del mundo en número de contagios tras EEUU, España, Italia y Francia, no se han adoptado medidas de confinamiento de la población, aunque sí de distanciamiento social y cierre parcial de la vida pública. Están permitidas las salidas de dos personas o entre gente que conviven, así como el deporte al aire libre de forma individual.

La canciller alemana, Angela Merkel y los líderes regionales, acordaron hace dos semanas una gradual vuelta a la actividad escolar y la reapertura de los comercios pequeños o de dimensiones medias.

El próximo jueves habrá otra reunión entre la jefa del Gobierno federal y los "Länder", de la que podría salir una línea común para permitir bajo restricciones la celebración de oficios religiosos, así como la reanudación de la temporada de la Bundesliga con partidos a puerta cerrada.

No se espera, en cambio, una apertura inmediata de los restaurantes y bares, que ahora solo pueden ofrecer servicios a domicilio o comida para llevar. Las grandes concentraciones están prohibidas de modo general hasta el 31 de agosto.