Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 04:52

El 70 % de los salvadoreños muestra desconfianza en el bitcóin, según sondeo

Imagen referencial de un bitcoin. EFE
Imagen referencial de un bitcoin. EFE
El 70 % de los salvadoreños muestra desconfianza en el bitcóin, según sondeo

El 70,1 % de los salvadoreños muestra alguna desconfianza en el bitcóin como moneda de curso legal, de acuerdo con los resultados de un sondeo universitario dado a conocer este viernes.

El estudio del Instituto Universitario de Opinión Pública (Iudop) de la Universidad Centroamericana (UCA) señala que el 34,8 % de la población no tiene ninguna confianza en el criptoactivo, mientras que el 35,3 % le tiene poca.

Por su parte, el 13,2 % manifestó tener alguna confianza y el 14,1 % dijo que mucha.

El Salvador se convirtió el 7 de septiembre pasado en el primer país del mundo en adoptar el bitcóin como moneda de curso legal y el Gobierno de Nayib Bukele dice que construirá la "ciudad bitcóin" y emitirá 1.000 millones de dólares en bonos en criptomonedas para su construcción.

La encuesta señala que el 25,6 % de los salvadoreños piensa que los más beneficiados con esta medida económica son "los ricos", el 20,5 % dijo que el Gobierno y el 19 % señaló que los inversionistas extranjeros.

Sobre el uso de la billetera gubernamental Chivo para el cobro de un bono en bitcóin equivalente a 30 dólares, el sondeo señala que el 56,6 % indicó que sí la descargó en su teléfono inteligente, de los que el 55,1 % apuntó que únicamente fue para cobrar el bono.

Por otra parte, el 41 % se mostró en desacuerdo y el 20,1 % muy en desacuerdo con que el Gobierno utilice fondos públicos para impulsar el bitcóin.

La encuesta del Iudop se realizó entre el 7 y 17 de diciembre con una muestra de 1.298 entrevistas a nivel nacional, un nivel de confianza del 95 % y un margen de error de más o menos el 2,72 %.

El Salvador cumplirá en febrero cinco meses desde la adopción del bitcóin como moneda de pago junto al dólar estadounidense.

Este periodo ha estado marcado por la falta de transparencia en el manejo de fondos estatales para su adopción y las denuncias de supuestas suplantaciones de identidades para cobrar el bono.