Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:35

Ofrecen voto a los 16, salarios mejorados y estudios flexibles

Los frentes políticos también plantean que los estudiantes dominen el idioma inglés, la garantía de trabajo y hasta proponen programas de anteriores gobiernos.

Un grupo de jóvenes en el centro de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
Un grupo de jóvenes en el centro de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
Ofrecen voto a los 16, salarios mejorados y estudios flexibles

En busca de conquistar el apoyo de los jóvenes, las organizaciones políticas en carrera para las elecciones del 18 de octubre, ofrecen el voto a los 16 años, garantía de trabajo, salarios mejorados, dominar el idioma inglés, primeros empleos en instituciones públicas, estudios flexibles, educación modular, revisar la normativa y otros aspectos incluidos en sus programas de Gobierno.

De acuerdo con los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la población estimada de potenciales votantes en Bolivia, considerando una población estimada hasta mediados de 2020, es de 7.379.404 personas de entre 18 y 80 años; y considerando que los adultos mayores no asisten todos, se estima 7.283.879 electores de entre 18 y 80 años.

De este grupo, los votantes hasta los 35 años comprenden a 3.365.154 personas, siendo la mayor cantidad los comprendidos entre los 20 y 24 años, 1,065.190 votantes.

Los candidatos consideran en sus programas de Gobierno a los jóvenes y realizan una serie de ofertas.

VOTAR A LOS 16

La alianza Creemos incluye en su propuesta “otorgar el Derecho a Voto a los ciudadanos mayores de 16 años. “Son personas cada vez más preparadas y comprometidas, como lo mostraron en su participación en la gesta social de noviembre del año 2019, lo que los hace sujetos de derechos y consideración ante sus semejantes. Tienen la información, los conocimientos y la sensibilidad social necesarias para participar activamente de la vida política” argumenta el documento, entre otros aspectos.

Otros elementos que incluye este frente político para esta población son la creación del Ministerio de la Familia y la Juventud, y la creación del Consejo de la Juventud.

Por otro lado, está la formación técnica y la implementación de centros de estudios técnicos, “diversificando y ampliando la oferta, en alianzas con el sector privado para lograr una formación dual que acerque el proceso de enseñanza a las necesidades reales del funcionamiento del mercado de trabajo”.

Propone también el Fondo para la Investigación Universitaria (FIU), para apoyar los procesos de mejoramiento de la calidad educativa y de acreditación de carreras de las universidades públicas que voluntariamente presenten proyectos en este sentido; además de un sistema de becas de estudio, destinado a los jóvenes del campo y la ciudad, para que puedan realizar estudios universitarios, tanto en el territorio nacional como en el exterior, en el nivel de licenciatura y superiores, a los mejores alumnos del bachillerato y priorizando las carreras que se consideren estratégicas para el desarrollo nacional.

HABLAR INGLÉS

Entre las ofertas que incluye el Frente Para la Victoria (FPV) en su programa está la enseñanza del idioma ingles con un currículo desarrollado desde primaria hasta secundario, “de tal manera que el estudiante pueda salir con el idioma hablado y escrito”.

Se agrega el, dependiendo de las potencialidades de las zonas geográficas, la educación multidisciplinaria, de tal manera que puedan tener una herramienta de trabajo, que pueden ser artesanales, industriales o tecnológicas.

Por otro lado, dentro la oferta laboral, se incluye la creación de un espacio web o red de empleo juvenil boliviano con ofertas laborales de las diferentes entidades a nivel nacional e internacional; además de propuestas para incentivar la contratación laboral, con salarios adicionales a trabajadores jóvenes, de 18 a 29 años, lo que “no debe entenderse como la vulneración de los derechos laborales de los adultos”; además, “los beneficiarios de la deducción adicional por inserción laboral juvenil son contribuyentes del régimen general de Impuestos Nacionales de Bolivia”, sostiene el programa de este partido.

UN PROGRAMA DE ANTES

El frente Libertad y Democracia (Libre 21) plantea el relanzamiento y ampliación del programa de Jóvenes Contra la Pobreza, “que se llevó adelante en el Gobierno de Tuto Quiroga”, con lo que esta organización política garantiza que se permitirá que los estudiantes, puedan optar a un trabajo remunerado en el sector público o privado, que les permita titularse de la carrera que estudiaron.

También propone la creación del programa de jóvenes emprendedores, a quienes se les dará asistencia técnica y apoyo para que con la garantía de la Propiedad In-Transferible, Individual de Título Accionario (Pitita), referido a las empresas estatales, puedan obtener créditos financieros y poner su propia empresa.

También plantea el trabajo por tiempo horario, para jóvenes que se encuentran estudiando o capacitándose; e implementar el programa mi primer empleo “en la institución pública que ellos elijan”.

ESTUDIOS FLEXIBLES

El Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) ofrece, entre otros temas, desarrollar mallas académicas flexibles que permitan a los jóvenes acceder a formación para la empleabilidad y el emprendimiento.

Además, plantea implementar institutos técnicos que formen estudiantes en desarrollo productivo, situados en las distintas regiones, según su vocación productiva; promover el acceso a la educación superior, con la entrega de becas; desarrollar programas nacionales que vinculen la educación superior con prácticas profesionales en el sector público y las empresas estatales; promover empleo digno e ingresos adecuados para los jóvenes, entre otras propuestas.

POR MÓDULOS

El Partido de Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL) propone que en la educación los jóvenes se beneficien con que cada entidad proveedora de servicios educativos establezca el currículo local. “De acuerdo con la estructura modular de la educación secundaria superior, los estudiantes pueden combinar estudios tanto de educación general como de educación profesional”

Prevén un programa de estudios de bachillerato previsto para tres años. “Pero, por la flexibilidad de estudios, los estudiantes pueden cursarlo en un período de dos a cuatro años. La enseñanza está organizada por créditos (cursos)”.

Propone un examen de bachillerato, que abarca las siguientes cuatro pruebas obligatorias: lengua materna y, según la elección de cada candidato, tres de las siguientes asignaturas: la segunda lengua nacional, una lengua extranjera, matemáticas o estudios generales (Humanidades y Ciencias Naturales).

LEGISLACIÓN LABORAL

Comunidad Ciudadana (CC), respecto a la demanda laboral, ofrece la revisión de la legislación laboral para modificar las disposiciones que penalizan la creación de empleos.

Además, está en su propuesta la promoción y mejor funcionamiento de institutos técnicos de formación del capital humano, tanto para el sector manufacturero como de servicios intensivos en tecnología.

Plantea impulsar programas de entrenamiento práctico en ciudades con vocaciones productivas territoriales bien definidas: quinua, vino, café, frutas, tejidos, etno-ecoturismo y más; y la otorgación de 3 mil becas anuales para áreas técnicas; además de gestionar la convalidación de créditos educativos, respaldada por convenios internacionales, con los países que se constituyen en principales destinos de estudiantes y profesionales bolivianos; y la creación de carreras no tradicionales en universidades e institutos técnicos.