Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 16:51

MAS va con ‘wiphalazo’ y advierte con defenderse “en las calles”

El lunes hubo paro cívico. Ayer, organizaciones sociales realizaron movilizaciones y cerraron vías para una concentración. Participaron el Presidente y el expresidente.
Las organizaciones sociales portan wiphalas en la concentración. NOÉ PORTUGAL
Las organizaciones sociales portan wiphalas en la concentración. NOÉ PORTUGAL
MAS va con ‘wiphalazo’ y advierte con defenderse “en las calles”

Fue como una muestra para medir fuerzas. Tras la jornada de paro cívico del lunes con bloqueos y conflictos en la ciudad de Cochabamba, este martes las organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) participaron del denominado wiphalazo con movilizaciones y una concentración en la plazuela San Sebastián.

El presidente del país, Luis Arce, advirtió que, si no se respeta el voto, se harán respetar “en las calles”.

El lunes, las instituciones cívicas acataron un paro convocado en todo el país. La medida se adoptó en rechazo a la propuesta del Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, la persecución política a líderes regionales y en exigencia a que el Gobierno actúe con igualdad con todos los bolivianos y que se recupere la credibilidad en la justicia y fiscalía. Hubo bloqueos, marcha y conflictos en la ciudad y no así en otros municipios.

Ayer, las organizaciones masistas se movilizaron con el argumento de “defensa de la Patria, la democracia, la wiphala, el proceso de cambio y el presidente Luis Arce”.

Las marchas, con centenas de wiphalas, que ingresaron por distintos puntos de la ciudad, congestionaron el centro durante la mañana. Luego, se concentraron en la plazuela San Sebastián, cerrando la avenida Aroma y las calles adyacentes.

El presidente Arce y el expresidente de Bolivia y líder del MAS, Evo Morales, compartieron testera. También estaban en el escenario principal el presidente de la Cámara de Senadores, otros parlamentarios, asambleístas departamentales, dirigentes de organizaciones sociales y, entre otros, el exrector de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

Arce hizo énfasis en su pedido de unidad, recordó su victoria con más del 55% de apoyo y lanzó advertencias.

“¡Si no nos quieren respetar en las urnas, nos vamos a hacer respetar en las calles!”.

Expresó que “la democracia es el poder de la mayoría”.

Respecto al paro de los cívicos, manifestó que en país la gente decidió “trabajar en lugar de parar” en los nueve departamentos.

“Convocan al paro, convocan a que se maltrate a la gente, lo hemos visto en Santa Cruz (…). Lo que no ganaron en las urnas, quieren hacerlo a través de grupos mafiosos, de grupos criminales”, dijo.

Morales aseguró que “el pueblo boliviano derrotó a los golpistas”, y también se fue contra el departamento del oriente del país.

“Ha empezado el separatismo desde Santa Cruz”, sostuvo, e hizo referencia a que la Asamblea Legislativa Departamental cruceña aprobó el 17 de septiembre una ley que autoriza a su Gobierno departamental elegir Fiscal de Distrito, representante de la Procuraduría, de la Contraloría, Tribunal Electoral y Tribunal de Justicia. “Solo falta que elija al comandante de las Fuerzas Armadas y de la Policía”, expresó.

El líder del MAS dijo que la derecha siente “desprecio” y que no “perdona” que se haya cerrado la base militar de Estados Unidos en Bolivia y que se haya expulsado a la DEA y Usaid.

“Nuestro instrumento político es imparable, invencible”, acotó.

Los demás discursos estuvieron a cargo de dirigentes de diferentes sectores sociales.

La secretaria ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia – Bartolina Sisa (Cnmciob – BS), Flora Aguilar, resaltó que el 12 de octubre es el Día de la Descolonización, que antes era denominado el Día de la Raza.

Recordó la llegada de los españoles el 12 de octubre de 1492 como una invasión.

“Han venido a nuestra América, para saquearnos, para explotarnos (…). Desde ese día vivíamos en ese colonialismo, en ese capitalismo, porque han entrado con intereses a nuestra América, a nuestra Abya Yala”.

Dijo que la wiphala es el símbolo de lucha “contra esa esclavitud”.

Hizo memoria del nacimiento de su partido político y de la llegada al Gobierno nacional a la cabeza de Morales.

El wiphalazo se desarrolló en medio de un ambiente de fiesta, con música de banda y de grupos folklóricos. “Atentos, sube Lucho, (tocamos) ‘Wiphalas’; sube Evo, ‘Somos MAS”, organizaba el grupo Arawi sus canciones.

“La wiphala antes era símbolo de resistencia, ahora es símbolo de integración”, sostuvo Morales, mientras sus seguidores flameaban sus banderas.

Entre otros, participaron de la actividad los productores de coca de las Seis Federaciones del Trópico, universitarios, mineros, profesionales, juventudes, las 16 provincias aglutinadas en la Federación Única de Trabajadores Campesinos, gremiales, transportistas, maestros y trabajadores de salud.