Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 03:14

La tragedia de Silvia: la boliviana se fue a EEUU por un futuro mejor, pero fue apuñalada y quemada viva

Silvia se mudó hace seis años a Estados Unidos. Sus familiares y amigos la recuerdan como una mujer alegre, trabajadora y soñadora. Le pusieron flores y velas afuera del apartamento donde ocurrió el crimen.

Policía procesa la escena del crimen en el apartamento de la ciudad de Falls Church, Virginia. Silvia Vaca, boliviana asesinada en Estados Unidos. CAPTURA DE PANTALLA UNIVISIÓNDC- FACEBOOK
Policía procesa la escena del crimen en el apartamento de la ciudad de Falls Church, Virginia. Silvia Vaca, boliviana asesinada en Estados Unidos (foto pequeña). CAPTURA DE PANTALLA UNIVISIÓNDC- FACEBOOK
La tragedia de Silvia: la boliviana se fue a EEUU por un futuro mejor, pero fue apuñalada y quemada viva

El “sueño americano” que terminó en tragedia. Fue la tarde del 10 de agosto en la ciudad de Falls Church, Virginia, Estados Unidos. Silvia Kelly Vaca Acabay, de nacionalidad boliviana, estaba en el departamento de su amiga, donde se había mudado una semana antes, cuando fue asesinada a puñaladas y luego quemada viva. 

Silvia se mudó hace seis años de Santa Cruz, Bolivia, a Estados Unidos. Buscaba mejores días no solo para ella, sino para sus dos hijos, de 18 y 13 años, por quienes estaba luchando lejos de su tierra. Tenía planeado llevárselos a ese país, pero no pudo concretar sus proyectos y sueños porque Richard Montaño, expareja de su amiga, le arrebató la vida, según las investigaciones.

Su familia y amigos la recuerdan como una mujer alegre, soñadora y trabajadora. A Silvia, más conocida como Kelly, le gustaba la cocina y estaba explotando sus habilidades en el exterior. Se dedicaba a organizar y preparar alimentos para eventos sociales. Ella estaba decidida a salir adelante y, aunque atravesaba un proceso de separación, se mostraba fuerte y animosa. 

Se casó hace unos tres años con un hombre, de su misma nacionalidad. Según sus familiares, sufría violencia y, por ese motivo, decidió terminar su relación. Una de sus amigas le ofreció compartir su departamento, mientras encontraba otro lugar para vivir, y se mudó con ella el 1 de agosto.

GRITOS E INCENDIO

Silvia fue victimada a solo nueve días de haberse mudado a la casa de su amiga. Ese día, al promediar las 14:45, un vecino que escuchó los gritos de la mujer, de 40 años, llamó a la Policía de Fairfax para reportar que había una disputa doméstica en un apartamento de la cuadra 2900 de Willston Place en el área de Seven Corners. A las 15:05, el equipo de Bomberos también fue llamado al mismo lugar por la activación de una alarma contra incendios.

Según el mayor O'Carroll de la policía de Fairfax, los oficiales vieron que salía humo del departamento y, de inmediato, ingresaron y extinguieron el fuego. En el lugar, estaba Silvia, con múltiples puñaladas en el cuerpo y con quemaduras de gravedad. El personal intentó auxiliarla porque aún estaba con vida, pero ella no resistió y falleció en el lugar del crimen.

FOTO, UNA PISTA

La Policía comenzó a entrevistar a los vecinos. Uno de ellos ofreció una fotografía que le tomó al hombre que salió del piso que estaba incendiándose. Los agentes identificaron al sospechoso como Richard Montaño, de 47 años, quien fue detenido horas después cerca de su casa en Arlington. El hispano se encuentra en el Centro de Detención de Adultos del Condado de Fairfax, sin derecho a fianza.

Para la Policía, Montaño entró por la fuerza al apartamento, atacó a Silvia y le prendió fuego presuntamente para ocultar el crimen y hacer creer que la mujer perdió la vida a causa del incendio. El hombre está siendo procesado por asesinato en segundo grado, robo con la intención de cometer asesinato y quema de una vivienda ocupada.

Según los investigadores, la víctima y el autor se conocían, pero no establecieron cuáles serían los móviles del crimen debido a que no había ninguna otra relación entre ellos. La familia de Silvia exige justicia y cárcel para el autor. Su hermano viajó hace unos días a Estados Unidos para tramitar la repatriación y pedir que el asesino sea sancionado conforme a las leyes.