Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 19 de mayo de 2024
  • Actualizado 14:36

UNA DE LAS MUJERES FUE VICTIMADA POR DELINCUENTES, MIENTRAS QUE LA OTRA MURIÓ A MANOS DE UN VECINO

Dos vidas perdidas en 35 días: Isabel y Madeley, dos bolivianas asesinadas en Chile y la lucha por justicia

El altar en memoria de Isabel Quispe, la boliviana asesinada en Chile./ NOÉ PORTUGAL
El altar en memoria de Isabel Quispe, la boliviana asesinada en Chile./ NOÉ PORTUGAL
Dos vidas perdidas en 35 días: Isabel y Madeley, dos bolivianas asesinadas en Chile y la lucha por justicia

En solo 35 días, dos mujeres bolivianas perdieron la vida en Chile. Isabel Quispe Saavedra, de 35 años y madre de dos niñas, cayó en una trampa al intentar comprar un vehículo. Los supuestos vendedores resultaron ser delincuentes que le robaron y la mataron de un disparo. Por otro lado, Madeley Aduviri Córdova, de 18 años, fue asesinada después de sufrir violencia sexual por parte de un vecino.

Isabel, que tenía un puesto de venta de calzado en Quillacollo, Cochabamba, decidió migrar a Chile a finales de mayo de 2023 en busca de mejores ingresos para mantener a sus hijas y pagar deudas. Según sus amigos, le estaba yendo bien y había logrado ahorrar lo suficiente para comprar un vehículo.

El 5 de abril, Isabel pidió a dos amistades, una boliviana y otra peruana, que la acompañaran a comprar un auto. Habían quedado en encontrarse con un supuesto vendedor en la calle Encón en San Felipe, a una hora de distancia de donde vivía en el campamento Naciones Unidas en Colina. Antes de salir, la mujer retiró dinero de un banco y, junto a sus amigos, se dirigió a la dirección que le habían proporcionado por WhatsApp.

Alrededor de las 18:00, la mujer se bajó del vehículo y se acercó a un hombre de aproximadamente 1.70 metros de altura, mientras sus compañeros esperaban en un automóvil. En cuestión de segundos, los amigos de Isabel fueron intimidados por dos desconocidos que les robaron sus celulares. De repente, escucharon un disparo y los gritos de su vecina, quien decía que le dolía la pierna. Los delincuentes huyeron en un vehículo y los amigos de Isabel la llevaron al Hospital San Camilo, pero no resistió y falleció. 

La Policía de Investigaciones de Chile (PDI) inició las investigaciones. Hicieron conocer que Isabel había ingresado de manera irregular al país vecino. Sus amigos proporcionaron información sobre su identidad ya que no llevaba documentos, presumiblemente porque estaban en la bolsa que le robaron. Los delincuentes están siendo buscados por homicidio.

La muerte de Isabel sumió en dolor a su familia y amistades tanto en Bolivia como en Chile. La joven madre era miembro de la Asociación de Comerciantes Héroes del Chaco, en Quillacollo, y al enterarse de su trágico fallecimiento, se unieron para realizar una colecta solidaria en su memoria.

Familiares piden justicia por el crimen de Madeley, una joven cochabambina asesinada en Chile, en marzo de este año./ CORTESÍA FAMILIA
Familiares piden justicia por el crimen de Madeley, una joven cochabambina asesinada en Chile, en marzo de este año./ CORTESÍA FAMILIA

Armaron un altar simbólico cerca del Teatro Teófilo Vargas, donde le ponen velas y flores, mientras esperan su repatriación. También colocaron cajas para que la población pueda realizar aportes económicos para cubrir los gastos del traslado del cuerpo y el funeral. 

Los amigos de Isabel en Chile también mostraron su solidaridad, organizando actividades como una kermés y un campeonato relámpago para recaudar fondos con el mismo propósito.

Actualmente el caso se encuentra en proceso de investigación, mientras la familia y amigos de Isabel esperan la llegada de sus restos para poder darle una digna sepultura. Al mismo tiempo, exigen que las autoridades den con los autores del crimen que dejó dos niñas huérfanas de madre. 

SUEÑOS ROTOS  El 1 de marzo se reportó otro crimen en una vivienda en la zona de Alto Hospicio, Chile. Madeley viajó para visitar a sus padres durante las vacaciones de diciembre de 2023. Pronto planeaba regresar a Cochabamba, donde residía, para comenzar sus estudios universitarios en Medicina.

El fatídico día, Madeley se encontraba sola en casa, ya que sus padres habían salido a trabajar como de costumbre. Por la tarde, su madre intentó comunicarse con ella por teléfono sin éxito, lo que la llevó a regresar rápidamente a su hogar. Al llegar, encontró a su hija sin vida, con múltiples heridas cortantes en su cuerpo, siendo la principal en el cuello.

La escena era desgarradora y la madre de Madeley no podía comprender lo sucedido. Dejó la investigación en manos de la Policía y la Fiscalía, ya que un robo no parecía ser la causa, dado que no faltaba nada en el inmueble.

Velorio de Madeley, victimada por su vecino en Chile./ CORTESÍA FAMILIA
Velorio de Madeley, victimada por su vecino en Chile./ CORTESÍA FAMILIA

Los familiares de la joven cochabambina buscaban respuestas en medio de su dolor. Durante el velorio el 5 de marzo en una sede vecinal, el Servicio Médico Legal (SML) solicitó el cuerpo para realizar nuevas diligencias, que fueron autorizadas por los dolientes en busca de esclarecer el caso. Poco antes, un hombre de nacionalidad paraguaya fue detenido como principal sospechoso del crimen de Madeley.

La fiscal a cargo del caso en Chile, Camila Albarracín, reveló que Édgar Cristaldo O., de nacionalidad paraguaya, residía en Chile desde el año 2006. A pesar de ser vecino de los padres de Madeley, no existía una relación cercana entre ella y su familia con el hombre señalado por la Fiscalía como el autor del crimen, con un 99.99% de certeza.

Albarracín señaló que el caso fue calificado como violación y feminicidio, aclarando que la última figura penal no se debe a una relación sentimental entre la víctima y el agresor, sino a la condición de mujer de la víctima y otros criterios legales.

De acuerdo a las investigaciones, Madeley intentó defenderse y causó heridas en el rostro, tórax y brazos de su agresor. Esta información fue corroborada por los informes del laboratorio de Criminalística, donde se encontró el perfil genético del imputado en la mano de la víctima. El hombre fue inicialmente interrogado por ser vecino de la joven asesinada, pero al presentar lesiones visibles, alegó que estas habían sido producto de una pelea callejera, intentando así establecer una coartada.

No obstante, la Policía continuó con las pesquisas y recopiló imágenes de cámaras de vigilancia y testimonios de vecinos. Además, se secuestró el celular del sospechoso, donde se encontró una conversación con su pareja donde le decía que la hija de sus vecinos había sido asesinada y revelaba detalles del crimen que hasta ese momento eran desconocidos.

Todas las pruebas recabadas apuntan a que el responsable de la violación y asesinato de Madeley es el paraguayo, por lo que la Justicia ordenó su detención preventiva por un período de 120 días, mientras se llevan a cabo las investigaciones correspondientes.

MÁS MUJERES SILENCIADAS  Isabel y Madeley no son las únicas mujeres bolivianas que han sido víctimas de feminicidio en otros países. La mayoría de ellas dejaron su tierra natal en busca de mejores oportunidades y para perseguir sus sueños.

La primera víctima de feminicidio en Argentina en este año fue Rosa Vanesa Mamani, una joven boliviana de 20 años y madre de dos hijos. Fue encontrada sin vida en su hogar, sin signos evidentes de violencia. Su esposo es el principal sospechoso y fue detenido el 1 de enero.

El 10 de febrero de 2023, Claudia Patricia Tupa, oriunda de Cochabamba, fue hallada muerta frente a un local en la zona de Flores, en Buenos Aires. A pesar de que su muerte ha estado envuelta en misterio y su familia y amigos creen que fue un feminicidio, no se han encontrado culpables hasta el momento.

Familiares y amigos piden justicia para Claudia, boliviana que falleció en Argentina en 2023./ TELESISA
Familiares y amigos piden justicia para Claudia, boliviana que falleció en Argentina en 2023./ TELESISA

El “sueño americano” de Silvia Kelly Vaca Acabay terminó en tragedia el 10 de agosto de 2022, cuando fue brutalmente asesinada a puñaladas y quemada en el departamento de su amiga en Falls Church, Virginia. Según las investigaciones, la expareja de su amiga fue el responsable de arrebatarle la vida e intentar simular un incendio para ocultar el crimen.

Ángela Patricia Rendón Rodríguez, otra víctima de feminicidio, fue asesinada por su expareja, también de nacionalidad boliviana, en junio de 2022 a los 31 años. Después de ser reportada como desaparecida el 28 de junio, su cuerpo fue encontrado el 30 tras la confesión del autor del crimen.

En 2017, Rosalva Gómez, una joven de 23 años de Cochabamba, fue encontrada sin vida en Alto Hospicio, Chile, atada de pies y manos con un impacto de bala en la cabeza a un costado de la ruta que une Iquique con Alto Hospicio.

Estos trágicos casos, solo por mencionar algunos, dejaron a ocho niños huérfanos de madre, resaltando la gravedad de la violencia que sigue cobrando vidas en diferentes partes del mundo.