Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 14:51

Cirugías estéticas: 4 preguntas y 4 tips para detectar falsos médicos

Imagen referencial de una mujer que se somete a cirugías plásticas. INFOBAE
Imagen referencial de una mujer que se somete a cirugías plásticas. INFOBAE
Cirugías estéticas: 4 preguntas y 4 tips para detectar falsos médicos

Las redes sociales, el perfecto caldo de cultivo en el que pululan las ofertas de aquellos que prometen belleza a cambio de -muchas veces- precios que más que módicos se presentan como irrisorios, casi imposibles. Mientras que unos intentan captar clientes a través de promociones, combos y paquetes con descuentos de hasta el 50% o el 2x1, los potenciales interesados están al tanto de las propuestas comerciales estéticas.

Nuestro país no escapa a ese escenario. Y desde la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva Filial Cochabamba, entre otras entidades que aglutinan a profesionales plásticos, alertan sobre la proliferación de este tipo de ofertas, que muy a menudo viene de la mano de “médicos esteticistas”.

El Comité de Ética de la Sociedad de Cirugía Plástica Cochabamba entiende que únicamente los cirujanos plásticos son los que pueden efectuar intervenciones quirúrgicas -incluso menos invasivas- como bichectomías (extracción de unas bolsas de grasa situadas en las mejillas, con el propósito de adelgazar el rostro y volverlo más contorneado) y lipopapadas (aspiración de la grasa localizada del cuello), entre otros.

En un pronunciamiento de octubre pasado, la Sociedad Boliviana emitió su postura y resaltó que dichos “procedimientos médico-quirúrgicos solo deben ser realizados por especialistas cirujanos plásticos en ambientes médicos adecuados y avalados por las diferentes acreditaciones del Sistema de Salud de Bolivia, el Ministerio de Salud, el SEDES (Servicio Departamental de Salud), el Colegio Médico de Bolivia, acorde al artículo 6 de la Ley 3131 del Ejercicio Profesional Médico”.

Enumeró, también, un listado de 23 profesionales que son miembros activos de dicha institución, entre ellos figuran, por ejemplo, Ana María Gil, Claudia Rivera Cruz, Fedony Caballero, Daniela Iriarte Ibáñez, Carlos Dorado Ferrufino, Patricia Vargas Arispe, Fernando Peña Gómez, Diego Armando Morejón, Juan José Mendoza y Karina Quiroga Loza.

El doctor Morejón, al respecto, pidió que la población tenga mucho cuidado. “Es un tema muy frecuente. La gente no sabe elegir un cirujano plástico certificado y se deja engañar por términos que no existen, como médico estético o cirujano estético, que no es lo mismo que ser un médico certificado en cirugía plástica”. 

Volviendo a las redes sociales, es común, sobre todo en fechas especiales como el mes de la primavera, Halloween o el Día de la Amistad, notar la aparición de decenas de promociones y descuentos. En este sentido, surgen rebajas de hasta el 50% en combos. A modo de ejemplo, ofertan bichectomía, más drenaje postquirúrgico y faja facial. 

4 PREGUNTAS IMPORTANTES

La mala praxis se ha cobrado la vida de mujeres, hombres y niños en nuestro país. Uno de los casos más sonados ha sido el de Nataly Céspedes, una joven modelo cochabambina que tras contactar a una red falsa de médicos y ponerse en sus manos (deseaba un cambio en sus implantes mamarios y una lipoescultura), terminó perdiendo la vida en Santa Cruz, en 2019.

 Ante la aparición de diversas propuestas estéticas, desde la Sociedad de Cirugía Plástica Cochabamba aconsejan realizar cuatro preguntas importantes al potencial cirujano que efectuará la operación. Esto, para generar mayor tranquilidad y seguridad.

Lo primero que la o el paciente debe hacer es preguntarle al profesional si cuenta con certificación y si la clínica también se encuentra certificada por el Ministerio de Salud.

En segundo lugar, es preciso consultar si el centro dispone de todas las garantías, en caso de posibles complicaciones.

Como tercer punto, es necesario cuestionar respecto a si uno califica como buen candidato para la intervención quirúrgica solicitada.

Como cuarto elemento, la persona tiene que consultar acerca de cómo se desarrollará el postoperatorio. 

Fuera de esas interrogaciones, también esa institución sugiere tomar en cuenta la realización de una valoración preanestésica y los exámenes paraclínicos. Estos últimos ayudarán a considerar un panorama general del estado de salud y los grados de riesgo del paciente.

El llamado checklist, que se efectúa en el protocolo de ingreso, resulta ser el “último interrogatorio para confirmar el estado de salud y los riesgos más relevantes de su procedimiento quirúrgico”, según cita la Sociedad de Cirugía cochabambina.

DETECTAR FALSO MÉDICO

El cirujano mexicano Carlos Estrada facilita, mediante su página web llamada www.cirugiaconfiable.com, cuatro puntos para “detectar” a falsos cirujanos. Son los siguientes:

Estos supuestos “profesionales” ofrecen informaciones y datos débiles o confusos respecto a sus entrenamientos, diplomados o maestrías y “no pueden dar el conocimiento anatómico para realizar cirugías y procedimientos con un alto grado de complejidad”.

Tampoco disponen de certificación. En este caso, dicho aval debe ser emitido por el ente mayor de la cirugía plástica en Bolivia.

Estas personas se ven imposibilitadas de operar en hospitales “importantes” debido al control estricto.

Por último, estos falsos médicos suelen proponer precios muy bajos, descuentos y promociones sorprendentes. “Al reducir el acto médico a una transacción mercantil, el falso cirujano plástico busca obtener posicionamiento de mercado al bajar sus precios. Desafortunadamente, esto lo realiza a costa de disminuir la seguridad de los procedimientos”, asegura Estrada.