Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 00:25

Wilster y Aurora sufren por cambio de técnicos; Vinto paga derecho de piso

Los equipos más populares de Cochabamba cobran la factura de malas decisiones de la dirigencia y por fichar “refuerzos” que no convencieron. El Manzanero hizo retoques al plantel que logró el título de la Simón Bolívar.
Los jugadores de Wilster dejan el terreno de juego tristes por una derrota.     NOÉ PORTUGAL
Los jugadores de Wilster dejan el terreno de juego tristes por una derrota. NOÉ PORTUGAL
Wilster y Aurora sufren por cambio de técnicos; Vinto paga derecho de piso

Este año Cochabamba volvió a cobrar protagonismo en el fútbol profesional con la participación de cuatro clubes como son Wilstermann, Aurora, Palmaflor y Universitario de Vinto, pero las malas decisiones dirigenciales, contrataciones (técnicos y jugadores) y la campaña irregular, entre otros, provocaron que el Celeste y el Manzanero queden fuera en forma anticipada de los octavos de final del torneo Apertura.

A esta dura realidad se suman los juicios, intimaciones y deudas salariales, entre otros, que ahogan al Hércules que está con un pie fuera de la fase final del certamen, aunque se aferra al posible triunfo del cuadro vinteño sobre Always Ready para alcanzar el último cupo de la serie “B”.

Palmaflor es el único equipo valluno que cumplió con sus objetivos al conseguir su boleto a la siguiente fase, una fecha antes de finalizar la fase de grupos.

OPINIÓN conversó con periodistas deportivos y exjugadores, quienes examinaron la situación por la que pasan los clubes.

“La realidad de dos de los cuatro clubes cochabambinos está ligado al tema dirigencial, específicamente en Aurora y Wilstermann sobrepasó a lo deportivo y se refleja en la campaña que realizaron”, declaró Mauricio Miranda, director de Game Over Deportes.

Asimismo, aseguró que en el caso de Universitario de Vinto, el tema pasa por la inexperiencia de sus dirigentes que “más allá del tema económico, es mantener la categoría”.

El problema de los clubes cochabambinos no pasa por la cantidad de jugadores o una planilla onerosa, sino por la atención permanente y el cumplimiento salarial.

“Wilstermann no pudo dar la talla en la Copa Sudamericana y está luchando por el último cupo en el torneo local. Si queda eliminado, será consecuencia del mal trabajo y falta de planificación”, declaró Adrián Arismendi, director de Dosis de Fútbol.

Según el experto, en el caso de Aurora, mejoró su producción al mando de Francisco Argüello, pero cedió mucho terreno con Sergio Zeballos.

“Se levantó al mando del técnico Argüello, pero en el final deja escapar puntos claves. Se hicieron esperar jugadores como Enzo Maidana, Eduardo Zaracho y Maximiliano Lugo”, acotó.

El análisis también lo hicieron los exjugadores cochabambinos que, junto con su experiencia”, destacan algunos aspectos que hacen a la “dura realidad” por la que pasan los clubes profesionales en el torneo Apertura.

Quienes conocen del camarín y son entrenadores de fútbol “leen entre líneas” cuando los técnicos “son amigos de los jugadores” y eso también deja sus secuelas en el momento de “poner orden en el plantel”.

“En Wilstermann llama la atención las demandas y las deudas que cada día aparecen y esto genera malestar en el plantel. Además, la designación de un entrenador de arqueros que se haga cargo del plantel y le den una polera con 100 partidos, desde ahí estás mal. Esto muestra que solo quieren tapar cosas”, declaró Bernardo Aguirre, exjugador y entrenador de fútbol.

Asimismo, considera que la política del club con relación a sus divisiones menores deja “un panorama sombrío” porque su cantera que debía nutrir la profesional “no existe hace varios años”.

“Que se puede esperar con un club que está sin inferiores, con deudas y con un cuerpo técnico que no es el adecuado”, acotó.

Además, considera que Vinto “está pagando derecho de piso” al ser el benjamín del torneo. Con relación al club Aurora “necesita un poco más de tiempo”, finalizó Aguirre.

Por su parte, el exjugador Rafael Salguero también hizo énfasis en las “malas decisiones de la dirigencia” que dejan mal parados a los clubes cochabambinos.

“El armar con un técnico el plantel para encarar una temporada es lo adecuado, pero cuando no salen las cosas tiene que irse. Cuando llega otro entrenador no se garantizan resultados, pero la excusa es que él “no hizo el equipo”, dijo el Mudo.

En Vinto el panorama es diferente, pero si potencian más su equipo podrían tener mejores resultados.

“Las lesiones, expulsiones, acumulación de tarjetas y la seguidilla de partidos, también juegan en contra. El técnico tiene que buscar soluciones con lo que tiene y no improvisar”, finalizó.