Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 15:40

El torneo Profesional queda paralizado indefinidamente

Jugadores de San José y Palmaflor, en la cancha. APG
Jugadores de San José y Palmaflor, en la cancha. APG
El torneo Profesional queda paralizado indefinidamente

La crisis en el fútbol boliviano se ahonda debido al voto resolutivo de 10 de los 16 clubes de la División Profesional y ocho Asociaciones Departamentales que manifiestan la suspensión del torneo.

Los partidos programados para este fin de semana no se jugarán en cumplimiento al amparo constitucional interpuesto por el dirigente suspendido Robert Blanco, que instruye al Comité Ejecutivo de la FBF la paralización de toda actividad administrativa, prohibición del gasto de recursos y uso de bienes patrimoniales de la entidad deportiva.

“Ante la inseguridad jurídica e intromisión de la justicia ordinaria en el ámbito deportivo futbolístico, nos vemos en la obligación de paralizar el fútbol a partir de la octava fecha del torneo de la División Profesional (14-05- 2021) en adelante y de manera indefinida, así como de los torneos de la División Aficionados. Esta determinación se la realiza en total rechazo y repudio, anunciando que acudiremos a instancias deportivas superiores para que esta mala práctica sea condenada y eliminada del ámbito jurídico deportivo”, indica el cuarto punto de la resolución.

Esta situación obliga a la FBF a iniciar un juicio por prevaricato a los vocales, por infringir la seguridad jurídica que establece la justicia en el país, al aceptar otro Amparo Constitucional presentado por Blanco cuando existe una sentencia constitucional donde revoca la Resolución 66 de 18 de agosto de 2020, en Sucre.