Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:41

Paniagua: "Los futbolistas no saben a quién dirigirse"

"Es inconcebible lo que están viviendo los jugadores. Ellos están preocupados porque no tienen a quién dirigirse y eso no es fútbol profesional. Un presidente no puede hacer abandono y la Federación no puede permitir eso, no es serio", declaró el representante de Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL) tras conversar con los jugadores de Blooming.
David Paniagua, ejecutivo de FABOL. ARCHIVO
David Paniagua, ejecutivo de FABOL. ARCHIVO
Paniagua: "Los futbolistas no saben a quién dirigirse"

El plantel de Blooming denunció ante la agremiación de futbolistas que ha quedado indefenso y sin nadie a quién acudir para que resuelva los problemas económicos, con una deuda de cinco meses de sueldo y con la reanudación del Campeonato de la División Profesional encima de la cabeza de los futbolistas.

"Es inconcebible lo que están viviendo los jugadores, ellos están preocupados porque no tienen a quién dirigirse y eso no es fútbol profesional. Un presidente no puede hacer abandono y la Federación no puede permitir eso, no es serio", declaró David Paniagua, representante de Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL) tras conversar con los jugadores de Blooming.

Blooming ha ingresado en una crisis institucional con el alejamiento del presidente Juan Jordán, quien finalizó su mandato en mayo de este año y con las elecciones suspendidas sin fecha definida, luego de que Mario Cronembold desistió de su candidatura a tres días para los comicios programados en primera instancia para el sábado 26 de junio.

"No hay seriedad de ningún lado. Es mucha irresponsabilidad dejar a un club en total abandono. No hay un responsable que haga cumplir el reglamento de licencias, seguimos con los mismos problemas de siempre y por eso el fútbol en el país no avanza", dijo Paniagua.

JORDÁN Y LA DEUDA
El comité de exdirigentes, entre los cuales había expresidentes del club Blooming como Carlos Bendeck (parte de la fórmula de Mario Cronembold), decidió dar un paso al costado en su intención de tomar el mando de la entidad por esa vía y deja el destino de la entidad en manos de una asamblea convocada por Jordán.

"¿Quién nombró ese comité transitorio? Se llamará a una asamblea y los socios serán los que elijan qué hacer", declaró Jordán, quien reiteró su posición de no ir a la reelección dentro de una convocatoria emitida por la Comisión Electoral de la FBF porque "no se puede ir a una repostulación dentro de la ilegalidad. Ojalá aparezca alguien con un proyecto de verdad".

En bloque que quedó de Cronembold indicó durante estos días que la deuda del club, correspondiente a sueldos atrasados y otros pendientes, llega a los siete millones de dólares, cifra que Jordán desmintió y redujo a cuatro millones.

"Hay gente que dice hablar de números. No pueden hacerle daño al club y quieren entrar de manera ilegal. No fueron a la asamblea donde se aprobó un informe económico a diciembre de 2019. La deuda de Blooming, con el 2020 que tuvimos, no puede pasar de los cuatro millones. Cuando ya hablan de cinco, están fuera de tiempo", concluyó Jordán.