Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:08

Lyon-Bayern y el recuerdo de la ira legendaria de Beckenbauer

El último enfrentamiento entre los dos equipos fue en la semifinal de 2010 cuando el Bayern ganó por 1-0 en Múnich, con gol de Arjen Robben, y por 0-3 en Lyon, con tres goles de Ivica Olic.

Lyon-Bayern y el recuerdo de la ira legendaria de Beckenbauer

El Olimpique Lyon y el Bayern Múnich se han enfrentado en ocho partidos en el escenario europeo y el balance favorece claramente a los alemanes con 4 victorias, 2 empates y 2 derrotas.

Sin embargo, lo ha que ha entrado en la leyenda del club es una de las derrotas, sufrida en 2001 en París en la desaparecida segunda fase de grupos por 3-0, que llevó a un discurso iracundo del entonces presidente Franz Beckenbauer que se ha hecho legendario y que se ha recordado en estos días.

"Lo que vi esta noche no tiene nada que ver con el fútbol, tiene que haber sido otro deporte. Si seguimos jugando así los títulos no irán a Múnich sino a otra parte y para todos nosotros lo mejor sería cambiar de oficio", dijo Beckenbauer en el banquete tras el partido, con los medios de comunicación presentes.

El rapapolvo dialéctico continuó por varios minutos. Beckenbauer dijo que el Bayern le recordaba al equipo de veteranos de Uwe Seeler -Seeler después se quejaría un poco en broma- y que no solo por lo ocurrido en París sino por lo que veía en los últimos meses.

El Bayern había perdido el liderato de la Bundesliga, a manos del Schalke, y en la Liga de Campeones el pase a la siguiente ronda estaba en peligro.

Sin embargo, el equipo, con Ottmar Hitzfeld en el banquillo, logró reconducir la situación y al final ganó tanto la Bundesliga como la Liga de Campeones en esa temporada.

El capitán Stefan Effenberg diría después en sus memorias que el discurso de Beckenbauer generó en el vestuario una rabia que se pudo orientar positivamente y que al final llevó al Bayern a lograr títulos.

La Liga de Campeones la ganó en la final en la definición por penaltis ante el Valencia y la Bundesliga se la quitó al Schalke en el descuento ante el Hamburgo,, en la última jornada cuando ya en Gelsenkirchen los seguidores del equipo azul cobalto estaban celebrando el título.

La segunda derrota del Bayern fue en la fase de grupos de 2003 cuando el Lyon se impuso en Múnich por 1-2. El detalle llamativo de ese partido fue que el gol de la victoria del equipo francés lo marcó una leyenda del Bayern, Giovane Elber, que acababa de salir del club bávaro pues los responsables querían dejarle la vía completamente libre a Roy Makaay.

El último enfrentamiento entre los dos equipos fue en la semifinal de 2010 cuando el Bayern ganó por 1-0 en Múnich, con gol de Arjen Robben, y por 0-3 en Lyon, con tres goles de Ivica Olic.

El otro enfrentamiento fue en la fase de grupos de 2008 cuando el Bayern ganó a domicilio por 2-3 y en Múnich hubo un empate 1-1.