Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 01 de marzo de 2024
  • Actualizado 17:32

Juez vetado en DivPro dirige primer round del ascenso (15:00)

Una jugada de una presentación pasada de San Antonio por la Simón Bolívar./ FACEBOOK SAN ANTONIO DE BULO BULO
Una jugada de una presentación pasada de San Antonio por la Simón Bolívar./ FACEBOOK SAN ANTONIO DE BULO BULO
Juez vetado en DivPro dirige primer round del ascenso (15:00)

Dilio Rodríguez, árbitro suspendido desde octubre en la División Profesional, dirigirá hoy (15:00) la final de ida de la Copa Simón Bolívar 2023, que protagonizarán San Antonio y Gualberto Villarroel (GV) San José, en el estadio Carlos Villegas de Entre Ríos, donde el club qhochala buscará dar “el primer golpe”.

El juez chuquisaqueño había sido “congelado” por la Comisión de colegiados del país, cuando dicha instancia era presidida por Jorge Cuevas. El detonante fue un “clamoroso lanzamiento penal para la visita”, que no sancionó (pese a revisar el VAR), en el partido que The Strongest (flamante campeón nacional) le ganó por 1-0 a Blooming en La Paz.

Ese compromiso tuvo lugar el 20 de octubre del año en curso, en el Hernando Siles.

En otras palabras, Rodríguez volverá a conducir un partido después de 46 días de castigo. Además, será nada más y nada menos que en el primer round por un lugar en la élite del balompié nacional para la temporada 2024.

Pero San Antonio y GV deben hacer todo esto a un lado y enfocarse en jugar.

Los pupilos de Thiago Leitao y los dirigidos por Eduardo Villegas expondrán sus respectivas rachas en el terreno de juego.

El cuadro valluno hizo del escenario homónimo de apellido del técnico rival, un auténtico “fortín”, puesto que allí goleó 5-0 a Totora Real Oruro en octavos, derrotó 1-0 a Municipal Tarija por cuartos y le ganó por 5-3 a Nueva Santa Cruz en semis.

El conjunto orureño lleva seis triunfos seguidos en el “mano a mano”: Venció ida y vuelta (0-1 y 4-1) a U de Pando; vapuleó con un doble 4-1 a Real Mizque y eliminó a Torre Fuerte (5-1 y 3-4) en la ronda de los cuatro mejores.

Se avizora un partidazo.