Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 14:06

COPA LIBERTADORES

Guaraní pone al Santo de rodillas en Oruro

El plantel paraguayo logró la victoria de lanzamiento penal a cinco minutos de culminar el match. San José fue propositivo, pero no estuvo fino en la definición.
Guaraní pone al Santo de rodillas en Oruro

Pese a generar varias jugadas de gol y estrellar la pelota en el travesaño y otro en el parante, San José no pudo hacer respetar su condición de local frente al Guaraní paraguayo, en el estadio Jesús Bermúdez, por la primera fase de la Copa Libertadores.

Esta derrota deja al plantel boliviano con un pie fuera de la competencia, porque el cuadro paraguayo buscará hacer respetar su condición de local, en el compromiso de vuelta, programado para el 29, en Asunción.

Las dificultades económicas e institucionales que vive el plantel orureño, ayer cobró la factura porque no pudieron reforzar su equipo debido a un castigo que impuso la FIFA, por deudas salariales al técnico peruano Julio César Uribe, quien dirigió al Santo en 2017.

 Pese a esas limitaciones, San José dio lucha para quedarse con la victoria.

El paraguayo Cristian Báez selló, a los 85 minutos, la victoria del Guaraní por 0-1, de lanzamiento penal.

El plantel de la V Azulada controló el partido en la primera parte mientras el aurinegro parecía dosificar sus esfuerzos, muy cerca del portero Gaspar Servio.

El Santo organizó su juego en base al talento del brasileño Marcelo Gomes que junto a su compatriota Marcos Morgón, fueron los que más buscaron inquietar a la visita.

Guaraní buscó reaccionar en el minuto 31 con un remate de Enrique Benítez que el portero Jesús Careaga logró rechazar en la que fue la opción más clara de gol del partido en la primera mitad.

San José se mostró más decidido a conseguir el gol del desnivel. Primero Gomes, de tiro libre, y después Freddy Abastoflor probaron remates que chocaron en los marcos de la portería del equipo Paraguayo que pudieron cambiar la historia del partido.

Sin embargo, los locales fueron presos de algunas imprecisiones y los nervios en defensa que hicieron que el Guaraní se agrandara en la cancha.

A cinco minutos del final, un penal bien ejecutado por el capitán del Aborigen selló la victoria para los visitantes en el complicado reducto orureño, dejando “gran posibilidad” de acceder a la segunda fase del torneo para enfrentar al Corinthians.