Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 14 de abril de 2024
  • Actualizado 22:26

Carta abierta del campeón: Garibay cierra etapa, agradece a Nemia y se encomienda a Dios

Con una misiva abierta al pueblo boliviano, el fondista orureño asegura que se encuentra en otra faceta de su vida deportiva profesional. También se dirige a su hoy exentrenadora, Nemia Coca, su esposo, Marcelo Peñaranda, y al Club Pie de Viento, a los cuales expresa su profundo agradecimiento.

Héctor Garibay, atleta olímpico boliviano, se desmorona anímicamente tras críticas. CAPTURA QD SHOW
Héctor Garibay, atleta olímpico boliviano, se desmorona anímicamente tras críticas. CAPTURA QD SHOW
Carta abierta del campeón: Garibay cierra etapa, agradece a Nemia y se encomienda a Dios

Ganó, recibió la admiración y respeto del pueblo boliviano, lloró y tuvo rupturas y, luego de todo ese mar de sucesos, hoy, con una carta abierta al pueblo boliviano, el fondista orureño Héctor Garibay asegura que se encuentra en otra etapa de su vida deportiva profesional, en la que se encomienda a Dios, en oración, para recibir sabiduría y fortaleza en los próximos pasos que dará.

En su carta abierta, Garibay se dirige a los “amantes del deporte y atletismo”, a quienes asegura que se entrena de la manera más responsable, enfocado en su “objetivo central”: los Juegos Olímpicos de París 2024.

En sus letras, el atleta confiesa que se encuentra en otra fase de su carrera deportiva, en la que busca demostrar que “con sacrificio, humildad y responsabilidad, el boliviano puede destacar en el contexto internacional”.

“El único interés que tengo en este momento es demostrar que los bolivianos podemos, por eso voy a dejar la última gota de esfuerzo en cada entrenamiento y en cada tramo de la competencia donde participe, para poder cumplir los objetivos trazados”, escribió. 

AGRADECIMIENTO A NEMIA Y MARCELO

En su pronunciamiento, Garibay le dedica unos párrafos sentidos a su hoy exentrenadora, Nemia Coca, su esposo, Marcelo Peñaranda, y al Club Pie de Viento, a los cuales expresa su profundo agradecimiento.

Asimismo, concluye indicando que, en esta etapa deportiva, su nuevo representante, encargado de gestionar auspicios, es Javier Ávila, “sin cuyo apoyo sería difícil emprender este reto”.

“A tiempo de volver a agradecer a la profesora Nemia Coca, su esposo Marcelo Peñaranda, y las empresas que han decidido apoyar mi preparación, elevo a Dios una oración para darme sabiduría y fortaleza en los próximos pasos que voy a dar”, concluye el deportista.