Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 19:47

El fútbol damas en Bolivia, amateur y con poco roce

La entrenadora realiza un diagnóstico sobre el desempeño de la Selección en la Copa América Femenina de Colombia. Además de identificar las limitaciones.
Una acción del partido de Bolivia ante Ecuador, en la Copa América de Colombia. APG
Una acción del partido de Bolivia ante Ecuador, en la Copa América de Colombia. APG
El fútbol damas en Bolivia, amateur y con poco roce

La entrenadora de la Selección Nacional femenina, Rosana Gómez, hizo una evaluación del desempeño de la Verde en la Copa América que se disputa en Colombia, tras dos derrotas consecutivas.

Las “guerreras” perdieron en su debut frente a Ecuador (6-1) y contra Colombia (3-0), por el grupo “A” del certamen.

Gómez resaltó la entrega, esfuerzo y dedicación de las futbolistas, sin embargo, identificó las limitaciones que tiene el balompié boliviano desde su formación, sobre todo en la rama femenina.

“Pese a las dos derrotas en la Copa América, las chicas fueron de menor a mayor. Hace un mes nos preparamos para la Copa, pero este tiempo no es suficiente, más aún en el fútbol femenino, considerando que las chicas en Bolivia no tienen un torneo competitivo de este nivel”, dijo la estratega en una entrevista con El Selfie, de Radio Monumental de La Paz.

Sin el propósito de hacer un comentario adverso, Gómez aseguró que en Bolivia la formación del fútbol femenino es amateur, “mientras que en otros países las jugadoras son profesionales y se entrenan como tal”, además de que sus torneos son de corta duración.

Las jugadoras profesionales reciben un salario mensual por dedicarle su tiempo a los entrenamientos y disputar los partidos oficiales. “Te pagan por lo que haces y te dedicas exclusivamente a entrenar. Descansas, alimentas y entrenas adecuadamente”, dijo.

“Las chicas en Bolivia le ponen todo su empeño y corazón, pero ellas tienen que trabajar, cuidar a sus hijos, no descansan, ni comen bien, además, en sus clubes no entrenan todos los días ni en espacios adecuados”, analizó la técnica.

En una comparación con el fútbol masculino, manifestó que el presupuesto que se genera con relación al femenino no es el mismo, sin embargo, consideró que esta diferencia económica debe cambiar en el país para comenzar a ir por la ruta del resto de los países sudamericanos.

“La Federación Boliviana de Fútbol apostó a un proceso de trabajo, pero esto podrá ser posible si las asociaciones y los clubes apoyan con torneos competitivos. Además de otorgar escenarios adecuados para las jugadoras”, dijo.

Un trabajo adecuado en las menores y juveniles permitirá que las convocadas a la Selección Nacional, en cualquier categoría, realicen un trabajo corto de preparación. Solo se haría un reacondicionamiento físico y se priorizaría el sistema de juego, como sucede con los jugadores varones.

“Ahora las jugadoras exponen sus piernas, su cuerpo y deben soportar la crítica por los resultados, sin saber la realidad, ni cómo llegaron al torneo internacional”, aseguró Gómez.

La estratega aseguró que en el plan de desarrollo deportivo que presentó a la FBF, pidió mayor atención al trabajo de parte de las asociaciones y clubes con torneos prolongados y con mayor roce.

La entrenadora aseguró que este proyecto no es a corto plazo, pero se debería seguir los pasos que tomaron otros países del continente.