Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:26

TyC Sports y Olé reflejan mal momento de The Strongest en Argentina; hubo demora y pago

El Tigre jugará mañana con Boca, en la Bombonera. TyC Sports señaló que el equipo permaneció durante cuatro horas en el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, según la queja de la directiva del club.

El conjunto atigrado, ni bien arribó a Ezeiza. TyC Sports
El conjunto atigrado, ni bien arribó a Ezeiza. TyC Sports
TyC Sports y Olé reflejan mal momento de The Strongest en Argentina; hubo demora y pago

El plantel, el cuerpo médico y la directiva de The Strongest pasaron un momento complicado en el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires. Esto, ni bien arribaron, con la intención de ponerse a punto y aclimatarse para enfrentar a Boca Juniors en la Bombonera, por la Copa Libertadores.

TyC Sports mencionó que el conjunto fue demorado entre tres y cuatro horas en Ezeiza, puesto que debió cumplir el "decreto de sanidad" vigente para ingresar al país vecino. Esto habría causado que la permanencia de los atigrados se viera extendida más de la cuenta.

"El presidente de The Strongest (Ronald Crespo) se quejó por el trato que anoche recibió el plantel en su llegada a Ezeiza para el partido que mañana jugará ante Boca. 'Nos cobraron un decreto de sanidad y tardamos mucho más. Hubo nerviosismo con los jugadores', afirmó a Radio Colonia", figuró escrito en la nota de ese medio periodístico.

TyC Sports mencionó que Crespo argumentó que todos contaban con las pruebas PCR hechas. "No puede ser que un equipo espere de tres a cuatro horas demorado en un aeropuerto. Nos sorprendió que no se dieran las facilidades que se requieren a través de Conmebol para transitar sin problemas", citó ese portal, atribuyéndole la queja al directivo de The Strongest.

Olé, por su parte, fue en la misma dirección. Crespo confesó, a Radio Colonia, lo siguiente: "Dos funcionarios de Migración ayer nos cobraron como un decreto de sanidad, no un impuesto. Lo tuvimos que pagar y tardamos mucho más y vivimos mucho nerviosismo con los jugadores".

Esta situación causa malestar en el conjunto boliviano, que mañana se jugará chances en la Libertadores.