Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 15:36

La Confederación de Gimnasia ratifica Sudamericanos para noviembre en la Llajta

La dirigencia internacional considera que la pandemia COVID-19 será
controlada hasta esa fecha y confirman que Cochabamba será sede de los
torneos continentales de Trampolín y Gimnasia Artística. En Bolivia
aguardan que las delegaciones lleguen con sus mejores exponentes.
Una gimnasta durante una competencia de trampolín. TWITTER:GIMNASIA
Una gimnasta durante una competencia de trampolín. TWITTER:GIMNASIA
La Confederación de Gimnasia ratifica Sudamericanos para noviembre en la Llajta
El presidente de la Federación Boliviana de Gimnasia, Fabricio Pinto,
confirmó que luego de una reunión virtual en la Confederación
Sudamericana se determinó ratificar los Campeonatos Sudamericanos de
Trampolín y Gimnasia Artística para el mes de noviembre en Cochabamba.
De esta reunión fueron parte los presidentes de las entidades naciones
del continente, quienes consideran que la pandemia COVID-19 pueda ser
controlada o ya se cuente con una vacuna que permita tener mayor
seguridad para los competidores.
"La postura fue de ratificar los torneos para noviembre en la Llajta,
considerando que días después se realizarán los Juegos Deportivos
Bolivarianos de la Juventud de Sucre. Este certamen inicialmente
estaba programado del 17 al 30 de octubre, pero, la semana pasada, fue
postergado para diciembre", dijo Pinto.
Los dirigentes vieron por conveniente que los gimnastas que disputen
los Sudamericanos luego pasen a participar en los Bolivarianos, esto
permitirá abaratar costos de traslado para las diferentes
federaciones.
Pinto espera que la pandemia sea controlada en Sudamérica en los
próximos meses y los padres de familia del continente no tengan
reparos para enviar a los deportistas a las competencias
internacionales que se realizarán en Bolivia.
El directivo lamentó que la mayoría de los deportistas no están
entrenando con las comodidades necesarias, como el gimnasio donde
puedan realizar sus rutinas en las diferentes especialidades.
"En algunos países los centros de entrenamiento deportivo lo
convirtieron en espacios destinados para atender a los enfermos con el
COVID-19 y los deportistas no pueden hacer uso de esos ambientes y los
equipos (trampolín), lo que evita que puedan adquirir su mejor nivel
de competencia", explicó Pinto.
En Bolivia los deportistas realizan trabajos de mantenimiento físico
en sus domicilios, pero "eso no es suficiente para pruebas que son de
precisión".
La dirigencia en Bolivia aguarda las disposiciones nacionales que
emitirán con relación a la pandemia y sus medidas para circular en las
calles o asistir a los espacios de entrenamiento, para volver a la
normalidad en el país.