Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:05

El “Comandante” y el “Mago” quieren mostrar su mando y magia en Wilster

El ex Boca Andrés Chávez y Javier Sanguinetti, ambos de Argentina, arribaron ayer a Cochabamba y en breve se sumarán a los entrenamientos del Rojo. El delantero quiere reencontrarse con su nivel.

Javier el “Mago” Sanguinetti (i) y Andrés el “Comandante” Chávez, ya en la Llajta. NOÉ PORTUGAL
Javier el “Mago” Sanguinetti (i) y Andrés el “Comandante” Chávez, ya en la Llajta. NOÉ PORTUGAL
El “Comandante” y el “Mago” quieren mostrar su mando y magia en Wilster

Ambos nacieron en Argentina, aman el fútbol y son los causantes de que las ilusiones de los fanáticos de Wilstermann crecieran como espuma desde que la dirigencia oficializó sus contrataciones.

Andrés el “Comandante” Chávez y Javier el “Mago” Sanguinetti llegaron a Cochabamba y, de esta forma, sellaron ayer su vínculo con el conjunto cochabambino, que suma a dos jugadores con amplia trayectoria.

La llegada de los argentinos Sanguinetti y Chávez era muy esperada por los aficionados del conjunto cochabambino, a sabiendas de que en breve el club enfrentará el torneo doméstico y también la Sudamericana.

El delantero y el mediocampista se calzaron la camiseta de Wilster en el aeropuerto, se tomaron fotos con sus seguidores y también firmaron algunos autógrafos, sobre todo a adolescentes y niños.

Chávez, el atacante que tuvo un paso un tanto irregular por el Xeneize entre 2014 y 2016, expresó ante los medios de prensa que su intención es marcar.

“Quiero intentar hacer goles, que será lo más importante. Estoy contento con el recibimiento. Llego a trabajar con todo. Habrá tiempo para adaptarme”, manifestó el hombre nacido hace 30 años en Salto que pretende reencontrarse con su mejor versión en la cancha.

Sanguinetti, que vestirá la casaca del Hércules por un año, fue un tanto más “arriesgado” en sus aseveraciones, pues confesó que con el Rojo apunta a levantar un trofeo. “Estoy con todas las ganas. El recibimiento y el apoyo son hermosos. Lo hacen sentir cómodo a uno. Vengo con mucha ilusión de salir campeón. Mis compañeros deben pensar igual”, compartió, consultado por Planeta Deportes.

El “Comandante” quiere dejar una marca en Wilstermann. Al menos, ello confesó en una entrevista anterior con Dosis de Fútbol. Y aunque no jugó con Cristian el “Pochi” Chávez ni lo enfrentó, está seguro de que se entenderán bien en el gramado.