Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 18:48

Zombis, influencers, un burro... y sin clara favorita en el ecuador de Cannes

Un repaso a lo que ha sido hasta ahora la 75ava edición del evento cinematográfico más importante del globo. 
El afiche oficial de la 75ava edición del Festival de Cannes.
El afiche oficial de la 75ava edición del Festival de Cannes.
Zombis, influencers, un burro... y sin clara favorita en el ecuador de Cannes

Zombis, "influencers", genios en una botella y hasta un burro viajero han protagonizado la primera semana del 75 Festival de Cannes que llega este lunes a su ecuador sin una clara favorita a la Palma de Oro.

El certamen ha vuelto a demostrar que es compatible exhibir cine de autor y rendirse a las grandes estrellas de Hollywood, como Tom Cruise, recibido con ovaciones y hasta con una exhibición aérea del ejército del aire, o Julia Roberts, que acudió como madrina del premio a las jóvenes promesas.

A cambio las estrellas se aprendieron bien el eslogan de un festival que defiende a tumba abierta las salas de cine. El propio Cruise -recompensado con una Palma de Honor por sorpresa el pasado miércoles- aseguró que nunca hará una película para una plataforma y la icónica Tilda Swinton hizo de la gran pantalla su bandera.

Anne Hathaway, Marion Cotillard, Carla Bruni, Julianne Moore, Jennifer Connelly o Sharon Stone han sido algunas de las más aclamadas en la alfombra roja por la que también han desfilado Ethan Hawke, con su documental sobre Paul Newman y Joanne Woodward, o Woody Harrelson, en competición con la sueca "Triangle of sadness".

REIVINDICACIONES POLÍTICAS Y POLÉMICAS

La aparición inesperada del presidente ucraniano, Vladimir Zelenski, en la ceremonia inaugural citando a Chaplin para pedir al cine que no calle ante la guerra de Ucrania, dejó claro que Cannes también es un festival comprometido con los problemas del mundo.

La alfombra roja fue escenario de reivindicaciones menos planificadas como la manifestante que se coló con el torso desnudo y pintado con los colores de la bandera ucraniana y una leyenda que decía "dejen de violarnos".

O la protesta feminista de este domingo, cuando un grupo de mujeres desplegaron una pancarta con los nombres de 129 mujeres asesinadas en Francia desde el último festival de Cannes, coincidiendo con la presentación de un documental sobre feminicidios.

LA LUCHA POR LA PALMA DE ORO

En cuanto a la competición por la Palma de Oro, no hay una clara favorita, pero la que ha conseguido una puntuación más elevada de la crítica hasta el momento es "Armageddon Time", el filme autobiográfico de James Gray con su amargo mensaje crítico al triunfo del neoliberalismo en Estados Unidos.

Le pisa los talones "Eo", del polaco Jerzy Skolimowski, que propone ver el mundo con la mirada de un burro en una "road movie" apocalíptica contra la crueldad hacia los animales y que ha conquistado a buena parte de la crítica por su elevada apuesta visual y sonora.

También ha gustado mucho, pese a no llegar al nivel de sus filmes anteriores, "Triangle of sadness", una ligera comedia satírica del sueco Ruben Östlund que ridiculiza a los ricos, sean oligarcas rusos o "influencers", y critica el culto al dinero y a la belleza.

Aún queda una semana por delante y más de la mitad de las 21 películas por proyectar. Este lunes defienden las suyas el danés de origen iraní Ali Abassi, que compite con el thriller "Holy Spider" y la francesa Valeria Bruni-Tedeschi que rememora sus tiempos de aprendiz de actriz en "Les amandiers".

La 75 edición de Cannes está siendo la de la vuelta a la normalidad, sin pruebas covid ni mascarillas, aunque se recomienda su uso en las proyecciones. El palmarés se dará a conocer el próximo sábado durante la gala de clausura.