Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:39

Productora de Valencia hará un musical en Moxos

Artistas de esta producción teatral llegarán para plasmar un “espectacular” show, junto a dos creadoras bolivianas, entre ellas Claudia Eid.
Los actores de Triapasón durante un musical./ TRIAPASÓN PRODUCCIONES
Los actores de Triapasón durante un musical./ TRIAPASÓN PRODUCCIONES
Productora de Valencia hará un musical en Moxos

Dando inicio a una Residencia de Creación que tendrá lugar en San Ignacio de Moxos, dos miembros de la productora valenciana Triapasón llegarán a esta localidad de la Amazonía boliviana a fines de este mes, para unirse al proyecto de creación de un musical “espectacular”.

De acuerdo con información del portal español ValenciaPlaza.com, se trata del compositor y guionista Diego Alamar y el dramaturgo y guionista Fernando Soler, ambos socios de Triapasón, quienes se unirán a las bolivianas Claudia Eid y Raquel Maldonado para continuar el proceso de co-escritura de la obra, que comenzó de manera online en marzo.

La pieza combinará “el estilo distintivo de Broadway con la rica música de la cultura indígena de la Amazonía y con el encanto del barroco misional, un género propio de algunas regiones de Sudamérica”.

MÁS DATOS 

La residencia será desarrollada entre el 7 de agosto y el 8 de septiembre en “la prestigiosa Escuela de Música de San Ignacio de Moxos, gestionada por el Instituto de Música de San Ignacio de Moxos y hogar del reputado Ensamble Moxos, una orquesta boliviana de renombre internacional”, añadió el reporte. 

Para la última fase de la residencia se planea la incorporación de otros profesionales, quienes se harán cargo de aspectos como la escenografía, la coreografía, la iluminación y el vestuario.

La iniciativa se inscribe en el proyecto Tiara'Ucha (que en idioma ignaciano-moxeño significa “la voz que vuela”), y su culminación, prevista para el año 2025, incluye la producción del musical y una gira en Bolivia y España. 

ANTECEDENTES 

Alamar relató al medio valenciano que su relación con la escuela amazónica se remonta a los años 2005 y 2008, cuando ejerció como profesor voluntario, y fue este vínculo el que lo impulsó a generar la pieza, que busca honrar las tradiciones locales y fusionarlas con la magnificencia del teatro musical.