Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:11

Tres películas hechas en Bolivia compiten en festival cubano

Son producciones de cineastas paceños y estarán en la más reciente versión del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Lanzamiento de la edición 43 del festival cubano. PAULA PIÑEIRO
Lanzamiento de la edición 43 del festival cubano. PAULA PIÑEIRO
Tres películas hechas en Bolivia compiten en festival cubano

El cine boliviano ocupará un considerable espacio en la edición 43 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Cuba, al tener inscritas seis cintas (dos aún en etapa de guionización) en cinco categorías distintas.

En la sección de Concursos Latinoamericanos, está “Utama”, de Alejandro Loayza. En la categoría de Óperas Primas, representa a Bolivia “El gran movimiento”, de Kiro Russo. Y la selección dedicada a Perspectiva Latinoamericana tiene al film “Pseudo”, de Rodrigo “Gory” Patiño.

La sección Guiones ha incluido los proyectos “Familia”, de Marcelo Landaeta, y “Talión”, también de Gory Patiño.

Finalmente, la película “Los Viejos Soldados”, del cineasta Jorge Sanjinés, es parte de la sección Entornos en el apartado Presentación Especial.

LA TRAMA

  La relación entre la tierra y sus habitantes ha inspirado numerosos relatos nacionales, y con “Utama” y “Los Viejos Soldados”, la discusión recobra vigor al añadir variables emocionales que muestran al compañerismo como el hálito de vida que empuja en medio del ecosistema herido.

Por un lado, la cinta del paceño Alejandro Loayza, sigue a una pareja de ancianos en el altiplano boliviano, Virginio y Sisa, quienes tras años de enfrentar la cotidianidad conyugal y una larga sequía, llegan al umbral de una decisión ineludible: seguir resistiendo en ese pedazo de mundo que consideran suyo o ser derrotados por el medio ambiente y el tiempo.

Entre otros logros, este film fue seleccionado por la Asociación de Cineastas de Bolivia (Asocine) para representar a Bolivia en la edición 2022 de los Oscar; ganó el premio a Mejor Actor de Reparto —Santos Choque— en el Festival Internacional de Cine Beijing 2022; logró el Gran Premio del Jurado en la categoría World Cinematic-Dramatic durante el Festival de Sundance (EE.UU.) y consiguió tres galardones en el Festival de Málaga 2022 (España), la Biznaga de Oro a Mejor Película Iberoamericana, y las Biznagas de Plata de Mejor Director para Alejandro Loayza y Mejor Música para Cergio Prudencio.

Por su parte, “Los viejos soldados”, del laureado realizador paceño Jorge Sanjinés aborda otra dimensión del apego humano: la amistad.

Durante sus 105 minutos de duración, el film sigue el nacimiento y desarrollo del vínculo entre Guillermo, un joven de familia acomodada que se enlista en las filas del ejército boliviano en medio de la Guerra del Chaco, y Sebastián, un noble campesino aymara. Después de que el primero salva de morir al segundo, se genera una afinidad que será puesta a prueba después de que el soldado es condenado a muerte por desacato a su racista coronel.

Viendo la oportunidad de corresponder al gesto de Guillermo, Sebastián lo ayuda a huir, adentrándose ambos en el Chaco, que les niega sosiego y agua. Después de resistir a la dureza del lugar, logran salir del desierto. Antes de despedirse, juran volver a encontrarse y después de 30 años verán lo que la vida hizo de cada uno de ellos.

BATALLAS DE CIUDAD

Conflictos sociales, marginalidad, crimen, conspiraciones y corrupción son algunos de los temas que instigan las historias de Kiro Russo, Gory Patiño y Marcelo Landaeta.

Gory demuestra su inagotable fervor por los thrillers policiales con “Pseudo” y “Talión”.

El más notorio, "Pseudo", fue codirigido con el español Luis Reneo, y captura la periferia de La Paz —fue rodada en Alto Obrajes, Bajo Auquisamaña, Miraflores, Chasquipampa y Sopocachi— bajo la premisa de que “el color del dinero mancha toda ideología”, en palabras de Patiño.

La cinta narra el accidentado viaje de un taxista, no entre puntos de la urbe, sino entre su abúlica existencia y la de un pasajero, cuya identidad usurpa durante un atraco. El mismo resulta ser un mercenario contratado para perpetrar un crimen y paulatinamente el taxista se siente más cómodo bajo su nueva pseudo personalidad, al punto de verse envuelto con una célula extremista.

"Pseudo" ganó el premio al Mejor Proyecto Iberoamericano en el Bolivia Lab del 2014; se estrenó en el Festival de Cine de Gramado en Brasil y fue adquirido por la plataforma HBO MAX, que ya la difunde en territorio norteamericano.

Por otro lado, la trama de “El gran movimiento”, del paceño Kiro Russo, sigue la degradación corporal y espiritual de Elder, un minero incomprendido y enfermo, mientras trata de ganarse el pan y licor cotidiano, acompañado por sus amigos, “Mamá” Pancha y el ambulante curandero Max, quienes a su vez buscarán la sanación del protagonista.

Por último, “La familia”, del también paceño Marcelo Landaeta, regresa al período amnésico del pueblo boliviano de los 90, cuando eligió al ex dictador, General Hugo Banzer Suárez, como presidente.

La cinta propone ver la historia desde la perspectiva de, según el realizador, la persona responsable de estos hechos. Así, Landaeta plantea a un paramilitar y un ministro que organiza un golpe de estado como los protagonistas, no en un intento de justificar actos violentos, sino de denunciar la impunidad de estos personajes.

Esta es la trama de los filmes que serán exhibidos en Cuba, el siguiente mes.