Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:39

Obra sobre el cuerpo en la edad de 60 inicia Festival de Artes Vivas

Esta pieza de danza contemporánea será una de las nueve que se presentarán a lo largo del evento que empieza hoy y se extenderá hasta el 15 de mayo.

Patricia Sejas en “Un poquito más de 60”. ISABEL MONTALVO
Patricia Sejas en “Un poquito más de 60”. ISABEL MONTALVO
Obra sobre el cuerpo en la edad de 60 inicia Festival de Artes Vivas

La artista de larga y consumada trayectoria Patricia Sejas, de 64, empezó a preguntarse unos años atrás lo que otras mujeres sentían, pensaban o cómo encaraban la vida a esa edad. Las respuestas a esa interrogante, junto con su propia experiencia, la llevaron a relatar y expresar “Un poquito más de 60”, una coreografía de aquellas sensaciones que sienten las mujeres que ya “han vivido más de lo que van a vivir”.  

Esta pieza de danza contemporánea fue estrenada el año pasado en el festival Danzénica de La Paz y hoy, a las 19:30 horas, se presentará en Cochabamba, en una versión que mantiene la misma coreografía, pero con ciertos cambios, principalmente en la música y el diseño. Es además la obra que inaugurará el Festival de Artes Vivas Kuyuy que brindará un panorama de la producción de danza contemporánea y performance, a través de una decena de obras locales, nacionales e internacionales que se presentarán desde mañana hasta el 15 de mayo en el proyecto mARTadero (calle 27 de Agosto esquina Ollantay), con talleres y charlas en la Alianza Francesa y el Centro Simón I. Patiño.

“Hay realmente respuestas muy hermosas de estas mujeres. La misma vida, la misma experiencia te enseña muchas cosas, es una madurez muy especial que uno va ganando, un regalo de la vida esta sabiduría, esta madurez que muchas veces algunas mujeres no las vemos, no la sentimos, pero cuando uno se despoja de muchas cosas, siente esta paz, esta tranquilidad y esta sabiduría; es en ese momento cuando uno se despoja, puede sentir la libertad de existir”, comentó en una entrevista la artista Sejas, quien lleva más de 40 años haciendo danza, siendo parte del grupo pionero que empezó Melo Tomsich en la década de los 80s en Bolivia. 

Estuvo con la compañía de Tomsich durante unos 25 años para después conformar el colectivo Atempo Danza y posteriormente continuar como solista. Actualmente trabaja dentro del proyecto Danzur, que convoca a jóvenes de la zona sur de la ciudad, fusionando break dance y danza contemporánea. El colectivo también hace parte del Festival de Artes Vivas, y se presentará mañana viernes con la pieza “Travesía”, una obra acerca de la migración que contó con el apoyo de la cooperación internacional suiza, lo que la llevó a presentarla en Ginebra, con la coreógrafa Noelia Tajes. Ahora se exhibirá una versión madura adaptada más al contexto boliviano. 

Otro proyecto paralelo que maneja Sejas es el de la propuesta Impulsos, convocando a cuatro artistas de teatro y tres actores de danza contemporánea. “Siempre ha sido la danza un gran impulso para mí, me da muchas ganas y mucha energía para continuar, porque esto nunca termina”, afirmó.