Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:39

EN COCHABAMBA

Noche de relatos de terror para niños por Halloween

El servicio local Bibliocafé El Santo Lector de la ciudad de Cochabamba invita a toda la población de la ciudad a disfrutar de una noche de relatos de terror por Halloween.

Fotografía: Alamy
Fotografía: Alamy
Noche de relatos de terror para niños por Halloween

Esta noche, el Bibliocafé El Santo Lector invita a grandes y chicos a escuchar relatos e historias con la temática de Halloween, a las 18:00, en su espacio ubicado en la calle Mariano Melgarejo esquina Guillermo Vizcarra, a una cuadra de El Pueblito, zona Tupuraya. 

El evento consta de una serie de sesiones de narración de historias e incluye actividades recreativas para los asistentes que incluyen el pintado de caras con la misma temática de noche de brujas y distribución de golosinas. Además hay ofertas especiales para hermanos y grupos de personas que asistan en conjunto a este evento. 

La coordinadora de eventos del Bibliocafé, Ximena Flores, indicó que esta actividad tiene el fin de incentivar a la lectura en niños para ofrecer una alternativa de aprendizaje y entretenimiento a las que actualmente priman mucho a través de la exposición excesiva a las pantallas de artefactos tecnológicos; y que lo hacen de forma dinámica mediante esta temática de Halloween. 

La actividad de esta noche en los espacios del Bibliocafé El Santo Lector está abierta a todo el público, pero el énfasis de las historias está dirigida a un público infantil. Las entradas tienen un valor de 5 bolivianos para los niños, quienes podrán acceder a las dinámicas mencionadas, pero son gratis para jóvenes y adultos. 

“Hace un tiempo que pensamos en desarrollar esta actividad de cuentacuentos y dijimos hoy comenzamos. Hoy es la inauguración de esta actividad en el bibliocafé porque creemos que es necesario e importante fomentar estas actividades para los niños porque les encanta escuchar cuentos y les permite desarrollar su capacidad cognitiva y de comprensión”, indicó Flores. 



La festividad de Halloween, o noche de los espíritus en español, es una fecha que se celebra popularmente en Estados Unidos y en algunos países de Latinoamérica y el mundo que se remonta al siglo VIII con la cultura celta, quienes celebraban el samaín, que significa ‘fin del verano’, una fiesta que marcaba el cambio de estación por la transición del verano al otoño e invierno, los últimos días del mes de octubre. 

Con el tiempo, los celtas asociaron esta celebración con la muerte y el inicio de una nueva vida tras observar la caída de las hojas de los árboles y otros fenómenos naturales que marcan el inicio de las estaciones frías. Por tal motivo, cada 31 de octubre, los celtas llevaban a cabo diversos rituales relacionados con el retorno de sus difuntos al mundo de los vivos para evitar que se llevaran a las almas más vulnerables de su comunidad esa noche. 

En Estados Unidos, esta fiesta se comenzó a practicar en 1845, donde a causa de la Gran Hambruna del siglo XIX en Europa, miles de familias migraron a este país, llevando consigo esta tradición de los celtas pero fueron los druidas quienes propusieron el hecho de disfrazarse de espíritus para engañar a los muertos que venían al mundo de los vivos a llevarse almas.