Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:05

“El Llamo Blanco sale a luz por encomienda de Jesús antes de partir”

Portada del libro póstumo “El Llamo Blanco” de Jesús Urzagasti. EFÍMERA
Portada del libro póstumo “El Llamo Blanco” de Jesús Urzagasti. EFÍMERA
“El Llamo Blanco sale a luz por encomienda de Jesús antes de partir”

Uno de los destaques de esta primera Feria Enjambre de Libros fue la presentación inédita del libro “El Llamo Blanco” de Jesús Urzagasti (1941-2013). Uno de los príncipes de las letras bolivianas y cuya novela “Tirinea” (1969) fue considerada como una de las 15 novelas fundamentales de la literatura nacional. 

Compartimos una entrevista con la poeta, artista plástica y ahora editora Sulma Montero, quien cuenta cómo fue la edición de la obra que sale a luz por “un mandato que Jesús me encomendó antes de partir”. La obra tiene un costo de 80 bolivianos y puede encontrarse hasta hoy en Enjambre o a través del contacto 62436878.

“El Llamo Blanco” fue publicado por La Mariposa Mundial a partir de cuatro volúmenes escritos entre 1960 y 1978. La contratapa de la obra reza:

“Urzagasti escribió El Llamo blanco entre 1960 y 1978, en la máquina Olympia Splendid donde también se fraguó ‘Tirinea’ en 1969 (o desde un día de febrero de 1967). Las hojas mecanografiadas las empastó en la imprenta del periódico Presencia en cuatro volúmenes conservados hasta su muerte. Fiel al vaticinio de tres sueños premonitorios e irreversibles, antes de morir traslada a Sulma Montero el presagio de sacrificar esta obra «para acabar con el espanto». El ‘Llamo blanco’, impreso ahora, consuma el acto sembrador de un duelo que se abre al lector en esta imagen sola del mundo, que es la Obra”.

P: “El llamo blanco” no está incluido en la “colección completa” que lanzó la editorial 3600, ni en las obras dedicadas a Urzagasti, editadas por Plural. ¿A qué se debe esta exclusión o marginalidad que ha tenido la obra?

R: La diferencia estriba en que “El Llamo blanco” es un libro póstumo que sale a luz por un mandato que Jesús me encomendó antes de partir. Es un libro que no debía nacer, pero lo hizo a pesar de todo y en pleno confinamiento, pues en tiempos difíciles salen a flote y fortalecidas las convicciones. Entonces decidí honrar mi compromiso, pero pasándolo por la llama violeta de la luz alquímica en bien de la literatura.

P: ¿De cómo surge la oportunidad de poder editarlo más de 40 años después?

R: El libro comienza y termina participando un sueño que recibió Jesús mientras lo escribía, sueño en el cual una voz decía: Hay que sacrificar al Llamo blanco para pasar la noche del espanto. Los originales estaban escritos en cuatro volúmenes, los leí con religiosa atención, imbuida en el mar de letras que los contenían y que incluían fragmentos, reflexiones, anotaciones, narraciones y confesiones en torno a la piedra fundamental de una auténtica búsqueda para alcanzar la Gran Obra. Me pareció importante compartir en forma de fragmentos estelares un orden de lectura interior, realizado a manera de diálogo con su autor y respetando lo que él hubiera preferido se quedara entre los dos.

P: ¿Qué lugar ocupa “El llamo blanco” dentro de la producción de Urzagasti, iniciada en una temprana etapa del autor y terminada ya en una condición de escritor consolidado?

R: Es un libro muy valioso que, bien leído, es la llave, el talismán, el secreto que se necesita para alcanzar la Gran Obra.

P: ¿Cuál fue el proceso de recuperación y edición de la obra y su unificación de cuatro volúmenes en uno solo?

R: “El Llamo blanco” es la historia de una complicidad entre un escritor y su lectora. La experiencia fue difícil y maravillosa para mí. Los fragmentos que he nominado estelares se fueron construyendo a sí mismos mientras releía los originales en los cuales había un mensaje claro: el de no claudicar en lo que uno cree, pues, por más turbias que parezcan las aguas, estas se aclaran descubriendo el rumbo de lo esencial y creo que lo esencial tiene el sello de lo perdurable.

P: ¿Qué temas o preocupaciones desarrolla Urzagasti en “El Llamo blanco”? ¿Qué historia nos cuenta?

R: He compuesto el libro en seis partes que son como un diálogo con el joven recién llegado de un monte vegetal y lejano, el amigo entrañable que partió hacia lugares que nos esperan, el hombre que se pregunta por la vida y por la muerte y el artista que absuelve toda desdicha para restablecer un mundo.

P: ¿A qué se debió su largo proceso de escritura (18 años) y su fragmentación en cuatro libros?

R: Todos sabemos que nuestra estadía en la Tierra no es fácil, amerita pasar por oscuridades para ver el destello de la luz. “El Llamo blanco” es esa oscura noche del alma a la que estamos destinados para salir a flote en la vida. La certeza por la cual nos reconocemos.