Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 11:50

Iván Napoleón protagoniza "Los adioses de José", tragedia teatral sobre un alma en pena

El monólogo será estrenado mañana a las 19:30 en el proyecto mARTadero. 
Iván Napoléon como José.    ZERO TEATRO
Iván Napoléon como José. ZERO TEATRO
Iván Napoleón protagoniza "Los adioses de José", tragedia teatral sobre un alma en pena

El colectivo Zero Teatro estrena mañana "Los adioses de José", monólogo teatral del género de tragedia, interpretado por el cantautor y artista escénico Iván Napoleón, quien verbaliza el testimonio de un alma en pena que transita por su pasado para poder encontrar su liberación y, por fin, ir a la muerte. 

La pieza será montada hoy a las 19:30 en el proyecto mARTadero (calle 27 de Agosto esquina Ollantay). La entrada tiene un costo de 30 bolivianos hasta hoy y 40, mañana. 

El germen de la obra nació con la llegada de la directora de teatro francesa Muriel Roland, quien vino desde París a Bolivia para dar una serie de talleres en noviembre del 2019. Napoleón cuenta que en pleno conflictos postelectorales de ese año, que también significaron un encierro de 21 días, se empezó a dar lectura e interpretación al texto. "La obra la retomamos este año, la directora no pudo retornar al país entonces quedó en una profunda intensión de realizarla". 

El texto fue escrito por el colombiano Victor Viviescas. "Hoy, interpretar el texto sorprende de gran manera, ver la gran cercanía de los acontecimientos pasados que relata José, son acontecimientos latentes en Bolivia. Es así que el estreno de la obra es hacer realidad un camino teatral que se abre para nosotros y el colectivo Zero teatro que desde el 2017 estuvo trabajando principalmente con talleres de actuación", apuntó. 

Iván Napoleón es también integrante fundador del grupo Napoleón se fue a marte, que combina teatro y música en sus presentaciones. Elabora constantemente programas de formación actoral a través del colectivo Zero Teatro en Cochabamba. "Como artista escénico, ambas (música y teatro) me complementan. Lo que aprendo en una, lo aplicó en otra. El teatro tiene algo de musical y la música, algo de teatral. Ellas son las que me equilibran, en realidad. El tiempo se lo doy al que más resuena en mi corazón a cada momento. Entonces, es un tránsito que me lleva como una ola de mar de un lugar a otro".