Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:14

Grecia pierde a Theodorakis, su autor universal y versátil

El compositor griego Mikis Theodorakis. EFE
El compositor griego Mikis Theodorakis. EFE
Grecia pierde a Theodorakis, su autor universal y versátil

Grecia ha perdido ayer al compositor más universal, prolífico y versátil del siglo XX, Mikis Theodorakis, quien a los 96 años emprendió su viaje hacia la inmortalidad.

Tras varios años en los que rozó varias veces la muerte, Theodorakis pasó sus últimos diez días en su casa, respirando asistido por una botella de oxígeno, hasta que su corazón se detuvo. Theodorakis ha marcado la vida de todos los griegos, y no hay ciudadano en ese país que no conozca su obra, bien sea del género popular, el político o el sinfónico. Todos han dejado huella y se han escuchado en las casas a lo largo de las últimas siete décadas.

Sus restos mortales descansarán a partir de la semana próxima en la isla de Creta, la cuna de su padre (él nació en la isla de Quíos), en la que pasó muy pocos años, pues ya en su más tierna infancia se convirtió en nómada.

Primero por fuerza mayor, porque su padre era funcionario y debía cambiar de residencia con frecuencia, y luego por voluntad propia, para dedicarse a su máxima pasión, la música. Con su composición en 1964 de la banda sonora de "Zorba, el griego", dirigida y montada por Michael Cacoyannis, Theodorakis consiguió llevar la música popular griega al mundo entero.

Además de su colaboración con Cacoyannis, compuso la música de otras películas, como "Z" y "Estado de sitio" de Costa-Gavras o "Serpico" del estadounidense Sydney Lumet.