Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:53

ENTREVISTA A LA DIRECTORA DE LA CDLSC

‘Si no fueran los barbijos, sería una feria (del libro) normal’

Santa Cruz ha sido la primera ciudad del país en retornar de forma presencial su Feria Internacional del Libro, que presenta más de 100 autores, hasta el 8 de agosto. 
Vista de unos de los stands de la 22 Feria Internacional del Libro de Santa Cruz.     CDLSC
Vista de unos de los stands de la 22 Feria Internacional del Libro de Santa Cruz. CDLSC
‘Si no fueran los barbijos, sería una feria (del libro) normal’

Santa Cruz ha sido la primera de las ciudades del eje troncal en traer de vuelta una Feria Internacional del Libro. Después de un fatídico año en el que las librerías estuvieron al borde de desaparecer, con muchas de ellas cerrando en todo el país, el evento significa un atisbo de esperanza para volver a la circulación literaria. 

El público hizo notar el tiempo que estaba alejado de los libreros, con una buena respuesta al evento. “Si no fueran los barbijos y las medidas de sanidad, sería una feria normal”, reconoce animada Ruth Hohenstein, la directora de la Cámara Departamental del Libro. Compartimos una entrevista con ella y sus expectativas para esta 22 Feria Internacional de Santa Cruz que se lleva a cabo hasta el 8 de agosto, con la presencia de 100 expositores y 100 autores. 

P: ¿Qué significa ser la primera ciudad del eje troncal que vuelve con la feria internacional del libro?

R: Es una decisión que teníamos que tomar, teníamos que salir. Acá en Santa Cruz, se cerraron dos librerías dedicadas a la difusión de la literatura nacional. Ahora, hemos podido abrir y ver que todos estamos felices acá porque hemos vuelto a armar la casa después de año y medio. 

P: Con el encierro, muchas librerías han optado por dedicarse a la venta-compra en línea. ¿Usted cree que este método llegó para quedarse o no es posible remplazar a la compra física?

R: Es una nueva forma de venta al público, tener ese sistema. Yo personalmente mientras este esta situación no volverle a abrir al público físicamente y atenderé desde mis páginas de internet, desde mi casa; hago personalmente hago el delivery. Está funcionando, está lento. Supongo que después de esto habrá un bajo o una subida. Los visitantes preguntarán a los libreros: “he visto tal cosa en su stand, será que tiene todavía” y se nos irá presentando estas cosas. Es una ventana que nos permite llegar a mucha gente. Empezó a venir cualquier cantidad de gente y ya se ve gente en los pasillos desde los pasillos. Como los niños entran gratis, los menores de 12, eso hace que la economía de las ferias para los papas se les reduzca. Porque a veces viene el papá con tres niños.

P: ¿Es primera vez que se implementa la entrada gratis a menores?

R: Los anteriores años simplemente hacíamos que los niños paguen cinco bolivianos. La renta nos vigila un poco eso. Este año decidimos no cobrar. Los que entraban gratis eran los colegios y pueden seguir haciéndolo. El único requisito que tienen es traer una lista de los que entrarán y que de cada 20 niños,  les acompañe un maestro, un padre de familia para visitar el Infanto-juvenil y a todos los libreros. 

P: ¿Cuáles son las actividades que más destaca de esta 22ava FIL de Santa Cruz?

R: Tenemos cuatro encuentros:  el Octavo Encuentro de Poesía de la Ciudad de los Anillos,  el Sexto Encuentro Infantojuvenil,  el Quinto de la Microficción y, nuestra novedad, el Primer Encuentro de la Narrativa Histórica. Hemos cambiado el que teníamos de Narrativa por uno específico que es la Histórica. 

P: Y en cuanto a los autores que tendrá la FIL…

R: Tenemos como 100 autores nacionales y extranjeros. Los extranjeros lo hacemos de forma, virtual, semipresencial. Estarás charlando Pacho O’donell , Zurita o Claudia Vaca, una cruceña que vive en Chile, y habrá gente dentro de nuestra sala que podrán conversar por ellos. Es un mix entre lo virtual y presencial. Esa es la novedad de acá. 

P: ¿Cómo fue la respuesta de las librerías de Cochabamba o La Paz?

R: Tenemos librerías de Cochabamba, de La Paz. Tenemos autores que han venido de La Paz, Oruro, que están presentes en los espacios. No pareciera que estuviésemos en pandemia, solamente porque nos miras y estamos con los barbijos o las pantallas. Es decir, vas a ver una feria normal. Tenemos al Sedes como invitado de honor y a la Secretaría de Salud de la Alcaldía, entonces estamos vigilados por ambas instituciones. Las medidas de seguridad que tomamos somos inmensas. Reducimos el espacio de los libreros, hemos ampliado el espacio de los pasillos para que la gente pueda circular mucho mejor. 

P: Hay muchas ganas de visitar Santa Cruz por la feria…

R:  La Biblioteca Municipal de la Alcaldía se rajó este año. En el pabellón Brasil tenemos siempre la plaza principal de la Alcaldía. Este año hicieron las leyendas cruceñas. Te puedes ir a sacar foto con la viudita, con el diente o con el carretón de la muerte, que son leyendas cruceñas que están muy arraigadas aquí. Así como en Cochabamba tenemos donde el diablo perdió el poncho. Estas son las leyendas cruceñas que se están promocionando. 

P: ¿Qué más se puede hacer con las leyendas cruceñas?

R: Hay educadores que están haciendo juegos a los niños. Entre espacio y espacio, por bioseguridad, nos dejaron un lugar grande. En uno de esos huecos que es una salida principal que está cerrada normalmente. Harán actividades de jugar, con pon la mano, pon el pie, pondrán cuentos, tocarán violín. Siempre la Biblioteca Municipal de Alcaldía, todos los años, trae una novedad tan linda, que es signo de admirar y ver todas estas cosas que nos produce.