Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 21:56

Fallecimiento de Verónica Forqué estremece a la cultura española

Fotografía de archivo de la actriz Verónica Forqué.  EFE
Fotografía de archivo de la actriz Verónica Forqué. EFE
Fallecimiento de Verónica Forqué estremece a la cultura española

El fallecimiento de Verónica Forqué, la actriz cómica por excelencia del cine español y una de las "chicas Almodóvar", convulsionó ayer el mundo de la cultura en España, con múltiples muestras tanto de tristeza como de estupor por el hecho de que la actriz de la sempiterna sonrisa se haya suicidado a los 66 años.

El cadáver de la actriz fue hallado por los servicios sanitarios que se acercaron a su domicilio en Madrid, tras haber recibido un aviso telefónico por un intento de suicidio.

Poco después llegaba María, la hija de Forqué, que abandonó la casa de su madre visiblemente afectada y sin hacer declaraciones. Y varias horas más tarde se procedió a trasladar los restos mortales de la actriz al Instituto de Medicina Legal. Con películas míticas en su carrera como "La vida alegre", "Sé infiel y no mires con quién", "¿Qué he hecho yo para merecer esto?" o "Kika", Forqué se convirtió en la reina de la comedia en los años ochenta, aunque sus comienzos habían sido en el drama.

Y esa imagen de risas y diversión sigue en la mente de todos los amantes del cine y de sus compañeros, que hoy quisieron recordar su simpatía, su dulzura, su espiritualidad y su ternura.

El director Pedro Almodóvar, con quien trabajó en "Qué he hecho yo para merecer esto" (1984), "Matador" (1986) y "Kika" (1993), fue uno de los primeros en reaccionar, junto al equipo de su productora El Deseo, por la muerte de "una actriz extraordinaria y una persona insustituible".