Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 14:21

Exposición promueve empatía ecológica con lenguajes artísticos en Fundación Patiño Santa Cruz

El proyecto es producto de la colaboración entre la Fundación Patiño Santa Cruz y el investigador en arte Jorge Luna Ortuño, quienes organizaron conjuntamente la muestra.

El arte compartido por la Fundación Patiño.
El arte compartido por la Fundación Patiño Santa Cruz.
Exposición promueve empatía ecológica con lenguajes artísticos en Fundación Patiño Santa Cruz

Este jueves 7 de junio, a las 19:00, se inaugura en Santa Cruz de la Sierra, la exposición colectiva “Minúsculas revoluciones de la empatía ecológica”, ubicándose entre las prácticas estéticas y el fomento de la consciencia ecológica, particularmente en lo referido a la gestión de los residuos y la recuperación de materias usadas para fines poéticos y de concientización. Este proyecto es producto de la colaboración entre la Fundación Patiño Santa Cruz y el investigador en arte Jorge Luna Ortuño, quienes organizaron conjuntamente la muestra.

Dentro de la curaduría de esta exposición –a cargo de Jorge Luna– se encuentran obras seleccionadas de seis artistas invitados: Wara Cardozo, Raquel Schwartz, Marcia Tapia, Andréz Olmos, Ramiro Garavito y Jean Pierre Ullern; todas estas propuestas trabajan con materias primas insospechadas, como es el caso de Jean Pierre Ullern que imprime retratos fotográficos en hojas vegetales gracias a la clorofila, o de Raquel Schwartz que generó una escultura gigante flexible y textil, habiendo usado la técnica de dos agujas para hilar con 3250 cintas de casete de música. También es el caso de Marcia Tapia que pinta con acuarela diminutas historias como retratos sobre bolsas de té usadas. En cuanto a la artista Wara Cardozo, el curador indica que su trabajo ha sido referencial para esta curaduría, ya que “ella ha profundizado diversos enfoques en torno a la empatía ecológica y el arte relacional desde hace más de una década con extrema poética”, por lo cual eligió una obra suya del 2017 que invita a reflexionar sobre los residuos de materiales escolares que se producen en el aula de una clase de primaria en un tiempo determinado.

Junto a estas propuestas estéticas la curaduría incluye también al innovador proyecto de Paola Iturralde, que patentó este año junto a la tejedora Juana Carrillo la técnica de hilado con fibra de algodón de Toborochi, lo cual se traduce en una puerta abierta hacia nuevas sensaciones de hilo y de textura, de manera amigable con el medio ambiente, siendo un aporte ideal para la industria textil en la región. 

Completan esta exposición Ramiro Garavito con una obra de objeto encontrado del 2013, y Andréz Olmos con una videoperformance que alude a la asfixia generada por las bolsas de plástico en nuestras sociedades hiper productoras de plásticos, siendo ambas obras  reflexivas sobre la relación del ser humano con su entorno natural.

La exposición estará vigente desde el 7 hasta el 29 de julio en el primer piso de la Fundación Patiño Santa Cruz, ubicada en la c. Independencia y esquina Suárez de Figueroa #80. El ingreso es libre.