Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de septiembre de 2022
  • Actualizado 09:36

Espectáculo de cuentacuentos da vida a una casa para contar sus historias y secretos

La nueva propuesta de Racconto invita a un recorrido de relatos de terror, suspenso y realismo mágico. 
Narradoras de Racconto en un espectáculo anterior.   ALEYDA KATTYA
Narradoras de Racconto en un espectáculo anterior. ALEYDA KATTYA
Espectáculo de cuentacuentos da vida a una casa para contar sus historias y secretos

Una casa que cobra vida y en la que los autores de cada historia son sus pasillos, habitaciones y salas es la nueva propuesta del colectivo Racconto, la CasaCuentera que podrá ser visitada mañana viernes en la avenida América #1760 final este, en tres horarios: 19:30, 20:15 y 21:00. 

"CasaCuentera es cualquier espacio al que le podamos dar vida e historia. En las casas hay un montón de historias por detrás, de recuerdos, de memorias. CasaCuentera no es en realidad una casa, sino el segmento de cuentacuentos de Racconto, de contar en casas y que nos permita jugar. Queremos que la gente pueda involucrarse en cada cuarto y pasillo, que tendrán su propia magia. Estamos intentando crear en cada espacio un mundo en especial", comentó María José Borda, artista escénica, miembro de Racconto. 

El recorrido tiene una duración aproximada de una hora y un costo de 25 bolivianos. Estará nutrido de relatos de terror, suspenso y realismo mágico que "invitan a soñar sobre la cotidianidad mágica". Está recomendado para un público mayor de 12 años. 

Racconto se fundó hace dos años, en plena pandemia. En su primer año montó series de monólogos y otras funciones de forma virtual, mientras que en 2022 comenzaría su rumbo presencial; primero, con las versiones presenciales de parte de los monólogos. Después, con el espectáculo de cuentos "Fiesta Nacional" en la más reciente Feria Internacional del Libro de La Paz (FIL) y con el show de comedia "Amor...otra vez".

La idea con CasaCuentera es llevarla a diferentes domicilios y espacios con potencial narrativo, finalizó Borda.