Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:41

"No es la primera vez que mis obras sufren daño; me ha pasado tres veces antes, las perforaron"

La pintora eslovena-boliviana Ejti Stih agradeció el apoyo de la población y de la prensa luego de que su hecho personal tomara trascendencia. 
La pintora eslovena-boliviana Ejti Stih. Del lado derecho, otra de sus obras que fue rasgada.
La pintora eslovena-boliviana Ejti Stih. Del lado derecho, otra de sus obras que fue rasgada.
"No es la primera vez que mis obras sufren daño; me ha pasado tres veces antes, las perforaron"

Después de que denunciara, mediante su cuenta de Facebook, que "la lucha contra el narcotráfico" se "vio obligada" a rasgar con cuchillo varias de sus obras, al sospechar que las utilizaba de transporte para llevar droga hacia Europa, la pintora eslovena-boliviana reveló que no es la primera que sufre este tipo de situaciones. Ya le habría pasado varias veces antes.

"Quiero agradecer a la prensa y a la gente por todo el interés y apoyo con lo sucedido con mi trabajo (...). No es la primera vez que mis obras sufren daño. Ya me ha pasado tres veces antes, las perforaron en varios lugares con un punzón, cuando los desenrollé parecían agujereadas con máquina de costurar . Una vez, en mi presencia, metieron un punzón largo en los sombreros que hice para el teatro de Zarzuela en Madrid, con el perro adiestrado mirando sentado. En este viaje abrieron mi maleta donde había reproducciones en técnica de sublimación sobre aluminio envueltas en un cartón para que no se doblen y perforaron cuatro de ellas justo en el medio de las planchas", relató, en un nuevo post compartido en Facebook.

"No sé cuál institución hace este trabajo, supongo que es en búsqueda de droga. No pienso hacer ninguna denuncia, lo único que no pierdo es la esperanza de que algún día las obras de arte, con toda la documentación que es obligatoria, puedan viajar 'tranquilas' y que las maletas de los pasajeros sean tratadas con una tecnología más moderna que un punzón", completó la artista.

Este lunes, el ambiente artístico y la población en general expresaron repudio ante la experiencia de Stih, luego de que comentara que, cuando se disponía a viajar a Europa, en el proceso rasgaron sus obras ante la sospecha de posible droga al interior.