Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:23

Donald Moreira vuelve a triunfar en el Concurso Municipal de Acuarela

Su obra “Patrimonio Cochabamba”  ha sido reconocida con 30 mil bolivianos. Los otros dos premios, y una selección especial se exhiben en la Casona Santiváñez.

La obra “Patrimonio Cochabamba”, ganadora del primer premio en esta versión del Salón Municipal de Verano. DICO SOLÍS
La obra “Patrimonio Cochabamba”, ganadora del primer premio en esta versión del Salón Municipal de Verano. DICO SOLÍS
Donald Moreira vuelve a triunfar en el Concurso Municipal de Acuarela

El artista chuquisaqueño que reside en Cochabamba, Donald Moreira, es el ganador del primer premio en el XIX Concurso Municipal de Acuarela, con su obra de grandes dimensiones “Patrimonio Cochabamba”. El pintor recibe un aliciente económico de 30 mil bolivianos y un nuevo triunfo en este certamen donde ya recibió el galardón mayor en 2017, cuando se llevó a cabo la decimoquinta edición.

Gimber Rojas Lafuente se llevó el segundo premio gracias a su acuarela “Reposo” — artista que ya conoce la victoria en el concurso, al llevarse el primer premio en 2015 —; y el tercer lugar fue para “Tienda de la esquina” de Hans Hoffman. Recibirán 15 mil y 8 mil bolivianos, respectivamente. 

Estas tres obras, junto a las menciones honoríficas de Olga Mireya García (“Vida entre las rocas”), Davor Chumbe (“Cochabamba”) y Fernando Antezana (“Melodías de antaño”), son expuestas hasta el martes 23 de este mes en la Casona Santiváñez (calle Santiváñez entre Ayacucho y Junín). Se trata en total de 34 piezas en exhibición donde se pueden encontrar las propuestas pictóricas de — además de los ganadores — Ruperto Salvatierra, José Rodríguez, Benjamín Lafuente y Deybid Rojas, por mencionar algunos. 

Moreira es un artista ya consolidado en el medio pictórico nacional. Su estilo hiperrealista ya le llevó a ganar el gran premio del salón 14 de Septiembre en años anteriores. Este es su segundo premio de la temporada, después de haber sido merecedor del premio único en pintura de la más reciente versión del Salón Pedro Domingo Murillo de La Paz. 

La obra representa una tradicional chicharronería cochabambina con sus tradicionales elementos: la cocinera luchando con las altas brazas de su enorme olla, los clientes en mesas dispuestas en el exterior, acompañados de la chicha y la avenida Villazón que alberga los restaurantes de esta típica comida. El estilo es sumamente detallista, lo más parecido a la realidad, pero sin dejar cierta “espectralidad” en sus personajes gracias a la técnica acuosa. 

“Vimos bastante pintura contemporánea y surrealista en esta edición. Para nosotros es importante promover y premiar a nuestros artistas”, declaró Edson Ontiveros, director de la división de Patrimonio Cultural y Servicios Culturales de la Alcaldía.