Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 13:05

Coppola conforma un elenco estelar para su esperada obra "Megalopolis"

El cineasta Francis Ford Coppola. CINEMASCOMICS
El cineasta Francis Ford Coppola. CINEMASCOMICS
Coppola conforma un elenco estelar para su esperada obra "Megalopolis"

Adam Driver, Nathalie Emmanuel, Forest Whitaker, Laurence Fishburne y Jon Voight encabezarán el reparto de "Megalopolis", proyecto que Francis Ford Coppola lleva al menos 20 años tratando de sacar adelante. Sin suerte, hasta ahora.

La que con toda probabilidad será la última película del mítico cineasta de 83 años es también una de las más ambiciosas: Una producción independiente de unos 100 millones de dólares que pagará de su propio bolsillo el responsable de la trilogía de "El padrino", "La conversación", "Apocalypse Now" o en 2011 "Twixt", su hasta ahora última película.

"El destino de Roma persigue a un mundo moderno incapaz de resolver sus propios problemas sociales en esta historia épica de ambición política, genio y amor conflictivo", reza la sinopsis oficial de este proyecto cuyos derechos de distribución están siendo negociados por el abogado Barry Hirsch.

"Una gran obra para la que emplearé todo lo que he aprendido durante mi larga carrera, desde que comencé a hacer teatro a los 16 años. Será algo épico, a gran escala. Será extraordinario, una producción muy grande, que tendrá un extenso y conocido reparto", decía hace más de tres años a Deadline.

Inspirada en la conjuración de Catilina, se supone que "Megalopolis" girará en torno al enfrentamiento encarnizado y a todos los niveles entre un arquitecto, Serge Caitline, y el alcalde de una versión futurista de Nueva York, Frank Cicero, mientras la ciudad se enfrenta a la mayor crisis financiera de su historia.

Adam Driver y Forest Whitaker interpretarán estos dos papeles como si fueran los Bobby Axelrod y Chuck Rhoades de "Billions", en una lucha de egos, poder y política entre dos hombres enfrentados por la construcción de una obra faraónica en pleno corazón de Manhattan.