Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:11

Carrière, ‘el mejor guionista francés de todos los tiempos’

Fue conocido por sus colaboraciones junto a cineastas como Luis Buñuel y Milos Forman, ganador de dos Oscar y una Palma de Oro, en Cannes.
El guionista francés Jean Claude Carrière es reconocido con el premio Logro de una Vida de los Premios del Cine Europeo, en 2016. EFE-ARCHIVO
El guionista francés Jean Claude Carrière es reconocido con el premio Logro de una Vida de los Premios del Cine Europeo, en 2016. EFE-ARCHIVO
Carrière, ‘el mejor guionista francés de todos los tiempos’

El mundo del cine universal recuerda al guionista, cineasta y escritor Jean-Claude Carrière, fallecido ayer a los 89 años. Entre los mensajes de condolencia, destacó el de Gilles Jacob, el expresidente del festival de Cannes, quien dijo que Carrière fue el “mejor guionista francés de todo los tiempos”, resaltando su “fenomenal humanidad y aprendizaje”.

Un prolífico guionista, Carrière fue conocido por su trabajo con Luis Buñuel y Milos Forman, creando algunos de las escenas más memorables del cine europeo. “Belle de Jour” fue uno de los frutos de sus 19 años de colaboración con el subversivo español Buñuel. La pareja ganó un Oscar en 1972 por “El discreto encanto de la burguesía”, añadiendo otro premio de la Academia al historial de Carrière, quien ya lo había ganado en 1963 en la categoría de mejor cortometraje.

Fascinado por la filosofía y la fe, Carrière dejo una vasta obra caracterizada por el descubrimiento de varias culturas, religiones y periodos históricos. Escribió los guiones de “Cyrano de Bergerac” (1990), en el cual ilustró la carrera del actor Gérard Depardieu; del “Tambor de hojalata” de  Volker Schlöndorff, que obtuvo en 1979 el Oscar de mejor película extranjera y la Palma de Oro en el festival de Cannes; y de “La insoportable levedad del ser”, basado en una novela de Milan Kundera, así como escribió un libro con el Dalai Lama.

A pesar de autodenominarse como “ateísta radical”, Jean-Claude Carrière escribió sobre el islam, budismo, hinduismo y cristianismo. El guionista francés, que se consideraba un simple contador de historias, apareció en algunas películas enfrente de las cámaras, compartiendo escena com Juliette Greco, Brigitte Bardot y Jeanne Moreau, para quien también escribió letras de sus canciones.

A los 80 años, en 2014, fue reconocido con un Oscar honorífico, por el conjunto de su obra, que incluye guiones, ensayos, ficciones y entrevistas.

“En las puertas de la eternidad”, sobre los últimos meses de vida del pintor holandés Vincent Van Gogh, fue uno de los últimos filmes escritos por Carrière, quien en el argumento revelo su determinación en probar que el impresionista no cometió suicidio.

Nacido el 17 de septiembre de 1931 en Colombieres-sur (distrito de Hérault, en el sur de Francia), en una familia de viticultores (personas dedicadas al cultivo de la vid), Carrière se fue, en 1945, a vivir a París, donde sus padres abrieron un bar-café.

Tildado como uno de los estudiantes más brillantes de su generación, en la Escuela Normal Superior de Paris, Carrière escribió su primera novela a los 26 años. Durante una década fue director de la Fundación Europea para los Oficios de la Imagen y del Sonido, creada en 1986, y anteriormente denominada Instituto de Altos Estudios Cinematográficos (IDHEC).