Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:15

LA CARTERA FUE ANEXADA ANOCHE AL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

Artistas ven nulo aporte al sector en gestión de Yujra

Gestores y afines al área cultural lamentan que “no tuvo la capacidad” para responder a la emergencia que atraviesan por la pandemia del COVID-19. 
 
La hasta ayer ministra de Culturas, Martha Yujra en conferencia de prensa.
La hasta ayer ministra de Culturas, Martha Yujra en conferencia de prensa.
Artistas ven nulo aporte al sector en gestión de Yujra

Artistas, gestores y personas afines al sector cultura no ven ningún aporte significativo al desarrollo de la producción artística por parte de Martha Yujra, ministra de Culturas y Turismo hasta anoche, cuando el Gobierno decidió fusionar la cartera con la de Deportes y Educación. 

“No ha habido ninguna contribución, ningún avance. Todo lo contrario, ha estado involucrada en escándalos de corrupción, frazadas con su cara, un papelón frente a la Unesco, en fin ha ido de mal en peor”, opinó el director y cofundador de la plataforma BoliviaCine, Álvaro Olmos. 

La gestión de Yujra coincidió con la crisis causada por la pandemia del coronavirus, situación que dejó al sector en peligro. No encontraron respuestas ni ayuda en el, por ahora, extinto Ministerio. 

“Tenía que armar políticas de contingencia ante la emergencia en la que está el sector artístico cultural y ha demostrado que no tiene capacidad de hacer- lo, por lo tanto, no tiene capacidad para estar en el cargo”, afirmó la artista escénica fundadora del colectivo El Masticadero, Claudia Eid. 

Precisamente una de las principales críticas a Yujra fue su poca afinidad con el arte y la cultura, como afirma Olmos. 

Otra de las polémicas y principales exigencias de miembros del área cultural fue la ausencia de canales de comunicación para acceder a esta cartera del Estado. La preocupación de Yujra ante la emergencia se resumió en dos reuniones con zoom (una con cineastas y otra con artistas de La Paz) y la controvertida entrega de canastones a artistas potosinos, que denunciaron haber recibido productos vencidos.
 
“Se recordara (la gestión de Yujra) como un periodo invisible a ojos del sector cultural. Creo que era un momento importante para redireccionar la administración de la cultura en Bolivia y fue todo lo contrario. Fue un tiempo donde fuimos olvidados, cuando más deberíamos ser recordados”, lamentó el escritor Gabriel Mamani.