Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 13:29

CINE

Adecine celebra un año con un manifiesto del sector cinematográfico

En un documento difundido firmado por unos 12 colectivos del país, el sector fílmico acusa al Ministerio de "cuestionar" el trabajo de la organización y del Fondo lanzando en enero, que aún no ve luz

La directora de Adecine, Roxana Moyano, durante el lanzamiento del primer Fondo concursable 2020, en Cochabamba. FUENTE: OPINIÓN
La directora de Adecine, Roxana Moyano, durante el lanzamiento del primer Fondo concursable 2020, en Cochabamba. FUENTE: OPINIÓN
Adecine celebra un año con un manifiesto del sector cinematográfico

En cumplimiento de La Ley del Cine, promulgada el 20 de diciembre de 2018, la Agencia de Desarrollo para el Cine y Audiovisuales Bolivianos (Adecine) fue creada el 28 de marzo de 2019, siendo designada Roxana Moyano como directora de la institución. A un año de la fundación, la institución no tiene una estructura organizacional, a falta de una reglamentación de la tan ansiada la Ley.

La Coordinadora del Audiovisual Boliviano (CAB) escribe un documento en el que e señala una iniciativa de “precautelar el trabajo de la cadena productiva cinematográfica, que genera cinco mil empleos directos y más de 60 mil indirectos.

En el mismo texto se exige que el Ministerio de Culturas apruebe el primer Fondo de Adecine de siete millones de boliviano, que debía anunciar a sus ganadores el 10 de marzo. “El Ministerio de Cultura informó que no se han establecido los procedimientos internos de ejecución y transferencia de recursos y además cuestiona el lanzamiento del fondo, el trabajo y la institucionalidad de Adecine”, se lee.

De esta manera, se exige “la inmediata elaboración de un procedimiento y cronograma efectivo que permita realizar la transferencia de los fondos del PIU al Adecine y viabilice de manera urgente, la publicación de los resultados del primer Fondo Concursable, y su consecuente ejecución en los plazos establecidos en la convocatoria”.

Del mismo modo, Moyano escribió que la institución trabaja en el diseño de aportes estratégicos y conceptuales hacia la consolidación de una política pública.

Se lamenta y protesta que, hasta la fecha, el Ejecutivo no haya reglamentado la Ley del Cine, quedando estancada seis meses en el Ministerio de Culturas.

 “Los tiempos que corren exigen una institución capaz de comprender el estado actual del cine para poder actuar en apoyo y beneficio del mismo. Realizar una labor de diseño y planificación, posicionamiento, relacionamiento efectivo tanto a nivel nacional como internacional y, también, de materialización de acciones concretas y efectivas para el desarrollo del cine boliviano”, reflexiona.