Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 02:21

ESTÁ TAMBIÉN ROBERTO GUILHÓN, ACTOR COCHABAMBINO

15 personajes de la cultura dejan este mundo en el 2019

En el ámbito nacional, fue muy sentida la partida de Sebastiana Kespi, quien fue la protagonista de “Vuelve Sebastiana” y ganadora del Premio Nacional de Gestión Cultural en 2017. 
15 personajes de la cultura dejan este mundo en el 2019

“Las leyendas nunca mueren”, sostiene un adagio del ámbito cultural. La frase cabe para recordar el legado de aquellos que dejaron este mundo en 2019 a nivel nacional e internacional. En total han sido 15 “luces apagadas” más que todo en el campo del arte.

Partiendo del entorno local, el primer nombre que sobresale es el de la actriz orureña Sebastiana Kespi, quien falleció a sus 77 años, en octubre de este año. 

Fue la protagonista principal de la cinta dirigida por Jorge Ruíz “Vuelve Sebastiana” (1953). Dicho desempeño le generó el reconocimiento ganado en 2017, cuando recibió el Premio Nacional de Gestión Cultural Gunnar Mendoza.

Además del galardón, el ministerio de Cultura y Turismo le dio a Kespi una medalla de oro, un diploma de honor y 40 mil bolivianos.

En 1956, “Vuelve Sebastiana” fue premiada en el II Festival Internacional de Cine Documental y experimental del Servicio Oficial de Difusión, Representaciones y Espectáculos (SODRE), en Montevideo, Uruguay. También obtuvo el primer lugar en el Festival del Cine de la Alcaldía de La Paz. 

En mayo de 2015 la actriz indígena recibió la Medalla al Mérito Cultural que le otorgó la Cámara de Diputados por su aporte a la cultura, y en marzo de 2017, volvió a salir de su comunidad para recibir el premio internacional Memoria del Mundo.

El actor cochabambino Roberto Guilhón, conocido por su participación en las películas “Lo más bonito y mis mejores años” y “Los viejos”, murió a sus 41 años, en julio de este año, a causa de un tumor en la cabeza, según informaron fuentes cercanas en ese momento.

Guilhón llevaba combatiendo esta enfermedad desde hace siete años, por lo que decidió cumplir su principal sueño que era dirigir su primera película “Concupiscencia”, que se encuentra en etapa de posproducción y se espera que llegue a salas el próximo año.

Ya en el terreno internacional, Luis Ospina (cineasta colombiano) falleció el 27 de septiembre de este año, hace exactamente 92 días. Fue director, guionista y productor de cine. 

Estuvo vinculado al movimiento “Caliwood” junto a Carlos Mayolo y Andrés Caicedo. Dirigió los largometrajes de ficción “Pura sangre” (1982) y “Soplo de vida” (1999).

La escritora afroamericana Toni Morrison murió a los 88 años, el 5 de agosto de este año. La autora publicó su primer libro The Bluest Eye en 1970. Su talento impresionó inmediatamente a lectores y escritores por igual. En 1993 se convirtió en la primera mujer afrodescendiente en ganar el Premio Nobel de Literatura.

Le dio mucha importancia al peso de las palabras y el lenguaje. “Morimos. Ese puede ser el significado de la vida. Pero nosotros hacemos el lenguaje. Esa puede ser la medida de nuestras vidas”, fue una de sus frases más recordadas.

La cineasta belga-francesa Agnès Varda murió por un cáncer, a los 90 años, por un cáncer. Había anunciado su retiro durante la presentación de su último documental en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Dejó marca detrás de la cámara, siempre con sus tres principios a la hora de filmar: “inspiración, creación, compartir”.

Recientemente (el lunes 23 de este mes) falleció el cineasta lituano Jonas Mekas. Murió “de forma pacífica, en su casa, rodeado de su familia”, anunció ese día Anthology. 

“Situada en la intersección entre la lírica, el documental y el ensayo, la obra de Jonas Mekas se inspira en corrientes artísticas como el trascendentalismo estadounidense para encontrar una especie de épica de la vida cotidiana”, recordó el portal web gatopardo.com en una nota de homenaje póstumo.

Harold Bloom murió a los 89 años en New Haven, Connecticut, ciudad donde vivió más de cincuenta años e impartió clases diarias como profesor del departamento de Letras Inglesas de la Universidad de Yale.

Doris Day era el emblema optimista de prosperidad norteamericana: una rubia positiva, de sonrisa jubilosa y actitud irremediablemente sana. También nos dejó este año.

El músico brasileño Joao Gilberto falleció a los 88 años, el 6 de julio de este año, en su casa de su natal Río de Janeiro. 

De acuerdo con Astrud, fue Gilberto quien sugirió que ella cantara en inglés y él en portugués en The Girl from Ipanema. La canción fue un éxito en 1964.

Otra pieza que captó la atención para los intérpretes que cantaban en inglés fue “Corcovado”, que se trata de dicho cerro.